jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Economía

La UE presiona a Rusia y Ucrania mientras el gas no llega

Mientras el gas ruso sigue sin llegar a Europa a través de Ucrania, la UE dio el miércoles un paso más en sus advertencias a Moscú y Kiev y amenazó con apoyar a las empresas europeas para que lleven el caso ante los tribunales y con apostar por proveedores alternativos.

el 15 sep 2009 / 21:11 h.

Mientras el gas ruso sigue sin llegar a Europa a través de Ucrania, la UE dio el miércoles un paso más en sus advertencias a Moscú y Kiev y amenazó con apoyar a las empresas europeas para que lleven el caso ante los tribunales y con apostar por proveedores alternativos.

"Si los acuerdos firmados con Europa no se respetan, la Comisión aconsejará a las empresas europeas afectadas que lleven a (la rusa) Gazprom y a (la ucraniana) Naftogaz a los tribunales, y pedirá a los Estados miembros una acción concertada para encontrar alternativas de suministro y tránsito de energía", dijo en Estrasburgo el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso.

El jefe del Ejecutivo comunitario calificó de "inaceptable" y de "increíble" la situación actual: "Inaceptable porque los consumidores europeos de algunos Estados miembros siguen sin gas después de una semana. Increíble porque continuamos en esta situación el día después de la firma de un acuerdo con garantías de Rusia y Ucrania para permitir que el gas fluya".

Durao Barroso responsabilizó en todo momento de la situación a las dos partes -que se acusan mutuamente- y aseguró que para los consumidores europeos no importa quién es el culpable. "Rusia y Ucrania están mostrando que no son capaces de cumplir con sus compromisos con algunos países europeos. (...) Ésos son los hechos", recalcó.

En la misma línea, el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, y el ministro checo de Industria, Martin Riman, consideraron que si el flujo de gas no se restituye inmediatamente, la credibilidad rusa y ucraniana quedará "dañada de forma irrevocable".

Bulgaria, Eslovaquia y Moldavia, los países más dependientes del gas procedente de Rusia, urgieron a este Estado y a Ucrania a que solucionen cuanto antes el problema del tránsito y advirtieron del riesgo de pérdida de confianza que corren los gobiernos de Moscú y Kiev.

Así se lo manifestaron al primer ministro ruso, Vladímir Putin, los jefes de Gobierno de Bulgaria, Sergei Stanishev, Eslovaquia, Robert Fico, y Moldavia, Zinaida Greceani. "El mayor riesgo para Ucrania y Rusia es la pérdida de confianza", dijo Stanishev en la reunión de los cuatro jefes de Gobierno. Según el primer ministro búlgaro, la disputa entre Rusia y Ucrania "no debe convertir en rehenes a terceros países".

  • 1