martes, 13 noviembre 2018
11:07
, última actualización
Economía

La venta de coches se hunde en la región en un año negro para el sector

2011 se erige como uno de los peores años para el mercado automovilístico de la historia al situarse en niveles de 1993.

el 02 ene 2012 / 10:47 h.

El año que terminó el pasado sábado fue negro para uno de los sectores más castigados por la crisis, el automovilístico. Y si fuerte fue el descenso a nivel nacional, en Andalucía la caída fue aún peor. Así, la venta de automóviles en la región durante 2011 se situó en 91.381 unidades, un 28,8% menos que el ejercicio anterior, lo que supone uno de los mayores hundimientos que se registraron en España, según los datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam).

En este contexto, Ganvam indicó que en la comunidad andaluza se concentraron el 11,3% de todas las ventas registradas a nivel nacional, donde la disminución global alcanzó el 17,7%, lo que le hizo situarse en niveles próximos a los de 1993. Las patronales Anfac y Ganvam indicaron que 2011 se convierte, con estos datos, en el tercer año consecutivo en el que el mercado automovilístico español cierra con un volumen inferior a un millón de unidades y la estimación es que en 2012 la cifra comercial ronde las 800.000 unidades.

Asimismo, la caída de matriculaciones en Andalucía en el último mes del año fue menor que en el conjunto de 2011 puesto que, con 7.469 unidades vendidas, el descenso fue del 15,2%.

Por provincias, Jaén protagonizó la mayor bajada en el número de ventas de turismos y todoterrenos, con una caída del 36,3%. Al otro lado de la balanza se situó Málaga, en la que se distribuyeron un 21,4% menos de coches que en 2010. En Sevilla, las ventas sufrieron un importante descenso (30,4%), aunque a pesar de ello siguió manteniendo el liderazgo con 21.726 vehículos vendidos.

Este descenso de las compras de vehículos en la provincia sevillana se debió, principalmente, a la caída de las ventas de todoterrenos, que disminuyeron un 32,2%, hasta las 252 unidades vendidas. Asimismo, las adquisiciones de turismos cayeron un 17,6%, hasta contabilizar 1.546 matriculaciones a cierre del año.

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, calificó el pasado 2011 como "un año para olvidar que marcará un triste hito para la automoción en nuestro país, al igual que ocurrió en 1993", aunque aseguró que "como entonces, el sector cuenta con potencial suficiente para recuperarse y seguir adelante". Y es que en España, las matriculaciones de automóviles y todoterrenos se situaron en 808.059 unidades en 2011, lo que se traduce en un retroceso del 17,7% en comparación con las cifras del ejercicio precedente, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y Ganvam.

Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas, indicó que las poco más de 800.000 unidades matriculadas en 2011 -un 50% menos que antes de la crisis- son el mejor resumen del año, ya que "muestran cómo la falta de crisis de confianza y la restricción crediticia continúan lastrando el mercado, principalmente el canal de particulares, que retrocedió cerca de un 34%".

Esta caída fue mayor de lo esperado, especialmente durante el segundo semestre del año -a pesar de las elevadas promociones- y se extendió incluso a un mes tradicionalmente bueno en ventas como es diciembre por los objetivos que intentan alcanzar los concesionarios para conseguir los rápeles al cierre del año.

No obstante, el responsable de Ganvam recordó que la automoción es un "sector corcho" muy dependiente del clima económico, por lo que esta tendencia bajista "no se debe tanto a problemas internos de esta industria, que ha sabido hacer sus deberes redimensionando su estructura de ventas, sino a la recesión en la que entraremos en el primer trimestre del año".

El lujo sube. Por otro lado, las cifras de Anfac y Ganvam ponen de manifiesto que, a lo largo de 2011, los únicos segmentos que registraron subidas fueron el de los vehículos de lujo (83,1%), así como el de los monovolúmenes grandes (11,3%) y el de los todoterrenos pequeños (22,2%).

En diciembre, los segmentos de vehículos deportivos (3,7%), los coches de lujo (7,1%), así como los monovolúmenes pequeños (3,2%), los de tamaño grande (51,8%) y los todoterrenos pequeños (5,1%) experimentaron subidas. Durante el pasado ejercicio, el 70,3% de los turismos y todoterrenos comercializados en España tenían motorizaciones diésel, mientras que el 28,4% fueron modelos de gasolina y el 1,3% restante eran híbridos o eléctricos.

La totalidad de las comunidades autónomas españolas experimentaron caídas en las ventas de coches en el conjunto de 2011. Los mayores retrocesos se produjeron en Extremadura, con un descenso del 36,3%, seguida de Galicia, con una bajada del 33,9%, y de Castilla-La Mancha (-32,9%).

  • 1