Lara: «Si Jesús levantara la cabeza expulsaría a la jerarquía de la Iglesia por mercaderes»

El líder de IU se plantó ayer ante la Mezquita de Córdoba para reivindicar su titularidad pública.

el 22 may 2014 / 11:45 h.

cayo-lara La dirección de IU, con el coordinador federal, Cayo Lara, a la cabeza, se plantó ayer ante la Mezquita de Córdoba para reivindicar su titularidad pública, para denunciar que la Iglesia «se la haya adjudicado por 30 euros y esté obteniendo ingresos de 13 millones». Por la tarde, en un mitin con 600 simpatizantes en el Teatro Góngora, Lara cargó contra el poder financiero, y esta vez equiparó a banqueros y eclesiásticos. «Están saqueando lo público, parece que es el deporte nacional y ahora la Iglesia se ha apuntado. Si Jesús de Nazaret levantara la cabeza, expulsaría a la jerarquía de la Iglesia por mercaderes y oportunistas. Que vuelva al pueblo lo que es del pueblo», gritó a pleno pulmón. El líder de IU articuló un discurso duro, muy crítico con los poderes fácticos (incluido los grandes medios de comunicación) y contra el bipartidismo PSOE-PP, y apeló al orgullo de la clase obrera y a la militancia de IU. Lara se atrevió a hacer algo que la coalición de izquierdas evitó hace dos años: identificarse con el 15M, un movimiento social de protesta que inundó las calles, y que ningún partido supo ni pudo capitalizar. Esta vez no se andó con remilgos: «Hemos estado en el 15M porque somos 15M, no somos unos agregados», dijo, y advirtió de que «nunca la abstención cambió el curso de la historia». «Tenemos la responsabilidad histórica de acabar con el poder de los banqueros y los corruptos. El voto da un mensaje, quien dice que va a votar en 2015 para echar a Rajoy, que se vaya entrenando ahora» en las europeas. El mitin lo cerró el coordinador regional Antonio Maíllo, quien una vez más cambió de registro y ofreció un discurso más cerebral y metodológico. «Quiero trascender el titular de prensa», advirtió nada más empezar. Maíllo reivindicó que IU «tiene un proyecto de mayorías». «Ya no nos conformamos con un 5%» (resultado de la coalición en las europeas de 2009). Esta vez el líder de IU sí llamó al voto en las municipales y en las autonómicas, recordando a los suyos que desde el Gobierno andaluz están aplicando políticas de izquierdas. «Nosotros no somos neutrales. No somos equidistantes entre la banca que impone hipotecas y las familias que no pueden pagarlas», dijo, para defender la ley antidesahucios y criticar que el PP la haya recurrido ante el Constitucional. «Nosotros iremos a las elecciones para ganar la Junta. No nos conformamos», sostuvo, arrancando el primer gran aplauso.

  • 1