viernes, 18 enero 2019
08:38
, última actualización

Las Ampas de Los Palacios se rebelan contra la Junta por la pérdida de una línea de infantil

De los 75 niños de infantil escolarizados en el colegio Cervantes, ahora solo quedarán 50.

el 08 may 2014 / 23:20 h.

IMG_2932La Dirección General de Planificación y Centros de la Delegación provincial de Educación ya ha tomado la decisión: eliminar una de las tres líneas de infantil que tenía el colegio Cervantes. Dicho de otro modo, dejar en 50 –y no 75, como hasta ahora– las plazas ofertadas para el curso que viene, con lo cual 25 niños que habían solicitado entrar también en el Cervantes tendrán que buscarse otro colegio del pueblo. Pero ni la Asociación de Madres y Padres (Ampas) del Cervantes ni otras 14 Ampas locales, y ni siquiera el Ayuntamiento, están dispuestos a conformarse con el recorte, que se suma ya a otra línea eliminada el año pasado en otro colegio de la localidad, el Juan Hidalgo. Por eso centenares de padres, junto al alcalde palaciego, Juan Manuel Valle, se concentrarán el martes en la puerta de la Delegación provincial de Educación de la Junta para protestar por una medida que a la Administración le ahorrará 90.000 euros. «Pero, ¿cuántos euros nos cuesta a los padres tener que ir por nuestros hijos a dos kilómetros todos los días, sin transporte público, mandando a los abuelos o a una niñera, y teniendo el colegio enfrente de nuestra narices?», se pregunta indignado Ramón Alfonso Torres, uno de los padres afectados. Muchos de ellos se concentraron ya ayer por la misma razón en la puerta del Cervantes, junto al concejal de Educación, Jesús Condán. La presidenta del Ampa, María Dolores Real Vargas, teme que «los niños crearán amistades con compañeros que viven lejos y con los que no podrán relacionarse fuera de clase, y los trabajos de grupo supondrán desplazamientos a otras zonas del pueblo». Una de las vocales de la asociación, Manuela Rodríguez, achacaba a la Administración «tratar a los pequeños como naranjas, que si no caben en un cesto se meten en otro» y criticaba que «PSOE e IU aplican en Andalucía los mismos recortes que critican que hace el PP en Madrid». La propuesta de la delegación es repartir esos 25 niños por otros colegios de la localidad, aumentando la ratio por clase, extremo que han rechazado los padres no sólo por los previsibles problemas de adaptación o desplazamiento, sino porque creen un contrasentido que hace sólo tres años se hicieran obras de ampliación en el Cervantes precisamente para tener una línea más de alumnos –con una ratio de 24 por clase– buscando la calidad educativa, y que ahora se dé marcha atrás en tales aspiraciones. «En delegación dicen que el aumento de la ratio supondrá 26 niños por clase, pero no están teniendo en cuenta los casos imprevistos de escolarización ni los 12 casos provenientes del Centro de atención infantil temprana, de los cuales cinco son con necesidades especiales», advertía ayer Rodríguez. Para Torres, «no queda más remedio que salir a la calle», máxime tras la «infructuosa reunión» mantenida ayer entre el alcalde palaciego y los responsables de la delegación provincial. En efecto, Valle se reunió con el secretario provincial de Educación, Francisco Díaz, y el jefe del servicio de Planificación y Escolarización, Francisco García. Y aunque se trató el tema de la línea perdida del Cervantes, no hubo acuerdo. El primer edil se congratula de que hayan terminado las obras del comedor del colegio Palenque, aunque lamenta que las plazas no estén incluidas en los presupuestos del próximo curso, por lo que ha exigido «una solución». Asimismo, celebra que la próxima semana comiencen las obras de ampliación del Juan Hidalgo con un presupuesto de más de 800.000 euros procedentes del plan OLA. El próximo miércoles se conocerá el sorteo de las plazas. Y a los padres, que se manifiestan el día antes, y al propio alcalde, les tocará mover ficha. «Estaremos muy pendientes de resolver cualquier incidencia que pueda producirse», advierte Valle.

  • 1