martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Las becas salario reenganchan a la escuela a 1.500 alumnos

El 58% de los estudiantes becados perdió las ayudas al suspender alguna materia. De los 3.697 estudiantes de Bachillerato y FP que fueron becados, el 42% ha mantenido las ayudas.

el 08 jul 2010 / 10:55 h.

TAGS:

Las becas salario de 6.000 euros, las más cuantiosas del sistema educativo, se implantaron para evitar que los jóvenes abandonaran la escuela al finalizar la etapa obligatoria. El Gobierno andaluz creó estas ayudas porque relacionaba el abandono escolar temprano (38%) con los problemas económicos que atraviesan algunas familias, que obligaban a los hijos a dejar de estudiar para buscar un trabajo.

Obtener la beca dependía de un criterio económico, que se conocía al inicio del curso mirando la renta familiar del alumno, pero también de un criterio educativo, que dependía de los resultados académicos del joven durante el curso. Atendiendo a los requisitos económicos, la Consejería de Educación becó en septiembre a 3.632 alumnos de 1o de Bachillerato y de ciclos medios de FP. El 98% ha completado el curso, pero sólo el 42% (1.525 estudiantes) ha aprobado todo, logrando mantener las ayudas hasta el final.

Las becas salario se gestionan como si fueran un sueldo mensual. Educación le entregaba 600 euros al mes a cada alumno hasta completar los 6.000 euros al finalizar el curso. El pago de ese sueldo se congelaba en cuanto el estudiante suspendía una sola asignatura. El rendimiento educativo es lo que ha hecho que más de la mitad de los jóvenes becados (58%) hayan perdido la ayuda a lo largo del curso. Sólo el 27,3% la mantuvo tras la primera convocatoria de exámenes parciales, en diciembre; el 29% siguió recibiendo el dinero tras la segunda convocatoria, en marzo. Al finalizar el curso el 42% de alumnos becados ha cobrado los 6.000 euros que completan las ayudas (1.525 estudiantes).

Esto significa que el presupuesto inicial destinado a estas becas -30 millones de euros- no se ha gastado en su totalidad. El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, explicó ayer que sólo se han gastado 22 millones. No obstante, aún hay 709 estudiantes que podrían recuperar la beca salario: son alumnos que promocionarán el año que viene y que han acabado el curso con una (334 alumnos) o dos materias suspensas (335). Si las recuperan en septiembre, Educación les devolverá todo el dinero que les dejó de pagar en junio cuando suspendieron los exámenes finales.

De los 3.697 becados, 2.882 cursaron primero de Bachillerato y 815 un ciclo de FP. Sólo 68 han abandonado los estudios. "Que Andalucía no haya perdido a 1.500 estudiantes es muy importante. Ya quisiéramos que en el conjunto del sistema tuviéramos ese porcentaje de aprobados limpios", dijo De la Chica. ¿Y qué ocurre con los alumnos que se quedaron en la escuela gracias a las becas pero las han perdido por el camino? ¿Seguirán estudiando sin beca o o abandonarán? "Ahora no hay esperanzas de que encuentren trabajo con facilidad. Es probable que sigan formándose", dijo el consejero.

El próximo curso el presupuesto de las becas salario llegará a los 56,6 millones de euros, de los que una parte será lo que ha sobrado este año. Los 1.500 alumnos becados que han aprobado limpiamente tendrán que renovar un año más la beca a través de la web de la consejería. Los que la soliciten por primera vez tienen hasta el 30 de septiembre. El Ministerio de Educación ha cedido a la Junta las competencias en la gestión de todas las becas, para agilizar el proceso. Eso evitará el retraso en los pagos mensuales de la beca salario.

Plan de Arenas. El presidente del PP-A, Javier Arenas, le dio ayer la misma importancia a la educación que el presidente de la Junta le da en sus discursos. Arenas manifestó su preocupación por los recortes de 430 millones que se van a aplicar a las políticas educativas (libros de texto, profesores, sueldos en la concertada...).

El líder del PP-A quiere que el gasto en educación nunca descienda en los presupuestos y plantea que la Junta se endeude más para poder incrementar el gasto educativo, un compromiso que él mismo asumirá si llega a gobernar la comunidad. Arenas presentará en septiembre un plan de austeridad para evitar que se recorten esos 430 millones, además ofrecerá un pacto educativo, distinto al que se consensuó en el Parlamento y del que el PP se apeó a última hora.

  • 1