martes, 19 marzo 2019
21:42
, última actualización
Economía

Las cajas andaluzas suman 370 millones de 'colchón' anticrisis

La crisis económica, las suspensiones de pagos y la creciente morosidad entre las familias y empresas exigen mayores reservas por parte de las entidades financieras para prevenir estos riesgos. Las cajas andaluzas sumaban, hasta septiembre pasado, 370 millones.

el 15 sep 2009 / 21:25 h.

La crisis económica, las suspensiones de pagos y la creciente morosidad entre las familias y empresas exigen mayores reservas por parte de las entidades financieras para prevenir estos riesgos. Las cajas andaluzas sumaban, hasta septiembre pasado, 370 millones.

Las cinco cajas de ahorros andaluzas (Unicaja, Cajasol, Caja Granada, Cajasur y Caja Jaén) acumulaban a cierre de septiembre pasado 370,1 millones de euros en concepto de provisiones y dotaciones frente a eventuales riesgos (sobre todo insolvencias y, por tanto, impagos de créditos suscritos por los clientes).

Se trata del colchón financiero del que disponen las cajas para parapetarse ante el galopante índice de morosidad, cuyo promedio para el conjunto de las cajas españolas rozó el 3,7% a finales de noviembre.

Esos 370,1 millones de euros se reparten entre los 138,11 millones de Unicaja, los 112,01 de Cajasol, los 63,22 de Cajasur, los 54,77 de Caja Granada y, por último, los 19,98 de Caja Jaén, según indican los datos de la patronal del sector, la CECA, y que se refieren a los tres primeros trimestres del ejercicio 2008, los últimos consolidados que se han publicado -los posteriores, hasta noviembre, tienen carácter provisional-.

El volumen, que guarda una relación directa con la cartera crediticia total de cada entidad, la cifra de préstamos que entran en mora o son susceptibles de hacerlo y también sus ganas de ser previsoras -un porcentaje de las reservas lo fija el Banco de España, otro es voluntario-, es inferior al que sumaban al cierre de 2007, aunque está llamado a crecer.

En efecto, a 31 de diciembre de 2007, el importe guardado por las cinco cajas se elevaba a 558,87 millones, y tres meses antes superaba ampliamente los 400 millones. El dedicar menos dinero a reservas -porque se hiciera antes o no se necesitara- tiene una directa repercusión a la hora de presentar resultados, pues mejora el beneficio que se hace público, y esto ha sido clave en las cuentas difundidas hasta septiembre pasado.

Sin embargo, las cajas con sede social en Andalucía deberán reflejar en sus balances del conjunto de 2008 provisiones de fondos adicionales no sólo por los créditos impagados por las familias, sino también por las suspensiones de pagos de los grupos inmobiliarios Martinsa-Fadesa, Tremón o Habitat. Entre enero y septiembre pasados, sólo Unicaja mostró crecimiento en su beneficio (5,12%), mientras que el resto comunicó descensos, severos en los casos de la granadina y la cordobesa.

¿Son muchos o pocos los 370,1 millones de euros? La cifra equivale al 67,3% del beneficio neto conjunto declarado en los nueve primeros meses de 2008 (de 550,3 millones de euros) y el 0,5% de la totalidad de los créditos que tenían concedidos (esto es, 74.400,82 millones).

Una comparación más. Las reservas de las cinco entidades andaluzas representan en torno al 10% de los 3.633,81 millones que sumaban en este tipo de reservas contra insolvencias el casi medio centenar de cajas de ahorros españolas.

  • 1