jueves, 21 febrero 2019
18:33
, última actualización
Local

Las cajas recortarán una quinta parte su plantilla tras las fusiones

El Banco de España inyecta 800 millones en Cajasur y tiene listos 1.500 y la adjudicará antes del 15 de julio

el 15 jun 2010 / 20:09 h.

TAGS:

El Banco de España cree que las alianzas y fusiones de las cajas de ahorros provocarán un recorte de hasta el 20% en su número de empleados, es decir, el despido o prejubilación de hasta 26.500 trabajadores de los cerca de 132.000 de sus plantillas.

Así lo señaló el subgobernador, Javier Aríztegui, durante su comparecencia en la subcomisión de Economía del Congreso para explicar la intervención de Cajasur y su toma de control por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que preside.

A ese recorte de plantilla hay que añadir un porcentaje sin definir en las sedes centrales de las entidades y el número de oficinas se recortará entre el 20% y el 25%.

Los tres procesos aprobados por el FROB, el de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa, de Terrassa, Sabadell y Manlleu, y de Caja Duero y Caja España, supusieron un ajuste de entre el 20 y 25% en las plantillas y del 15% y 20% de las sucursales, cifras que podrían ser orientativas para estimar el impacto en el resto.

En esta línea, la integración de Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia en un Sistema Institucional de Protección (SIP) podría reducir la plantilla en 3.400 trabajadores y cerrar unas 500 oficinas, la mayoría de Caja Madrid y Bancaja. Además, la fusión fría de Caixa Penedès con Caja Murcia, Caja Granada y Sa Nostra estudia recortar la plantilla en unas 1.000 personas.

Aríztegui estimó que las cajas inmersas en procesos de reordenación pedirán ayudas públicas de entre 11.000 y 11.500 millones, por lo que no será necesario ampliar los 12.000 millones con los que está dotado el fondo.

Sobre Cajasur, intervenida por el Banco de España el 21 de mayo, explicó que la inyección del FROB ascenderá a unos 800 millones mediante cuotas participativas para reforzar su capital, a los que podrán añadirse 1.500 millones en recursos adicionales. La intención es que tenga nuevo dueño antes del 15 de julio.

Mientras, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, no desveló ayer, antes de participar en unas jornadas organizadas en Sevilla, por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), si esta entidad había presentado una oferta por la cordobesa, aunque el mercado lo da por seguro, como en los casos de Cajasol, BBK, Ibercaja y Sabadell.

  • 1