martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Cultura

Las categorías técnicas serán muy disputadas en los Goya

No son famosos, rara vez conceden entrevistas, pero sin ellos no habría películas. Son los aspirantes a los Goya en las categorías técnicas, menos lucidas pero capaces de prestigiar un filme por sí solas y, desde luego, muy disputadas.

el 15 sep 2009 / 21:52 h.

No son famosos, rara vez conceden entrevistas, pero sin ellos no habría películas. Son los aspirantes a los Goya en las categorías técnicas, menos lucidas pero capaces de prestigiar un filme por sí solas y, desde luego, muy disputadas.

Los nombres de Cristina Zumárraga, Rosa Romero, Emiliano Otegui y Rafael Cuervo no dirán nada al ciudadano común, pero el próximo domingo cualquiera de ellos podría levantar los tres kilogramos que pesa un Goya. Ellos son los aspirantes al premio a la Mejor dirección de producción por Ché, el argentino, Los crímenes de Oxford, Los girasoles ciegos y Sólo quiero caminar, respectivamente.

Casi los mismos filmes concurren en la categoría de Mejor dirección artística, salvo por el hecho de que el filme de Álex de la Iglesia y el de Díaz Yanes se ven desplazados por La conjura de El Escorial y Sangre de mayo.

Y lo mismo sucede en el apartado de Mejor fotografía: Carlos Suárez (La conjura de El Escorial), Hans Burmann (Los girasoles ciegos), Félix Monti (Sangre de mayo) y Paco Femenía (Sólo quiero caminar) competirán por la estatuilla.

No hay sorpresas tampoco, al parecer, en el horizonte de los premios al Mejor vestuario, salvo por el trabajo de Lola Huete en El Greco, que ha conseguido estar entre los finalistas. Por lo demás, tendrá enfrente a Javier Artiñano (La conjura de El Escorial), Sonia Grande (Los girasoles ciegos) y Lourdes Orduña (Sangre de mayo). o lo que es lo mismo: sota, caballo y rey.

En cuanto al Mejor sonido, el elemento llamativo es la inclusión entre los elegidos de Daniel de Zayas, Jorge Marín y Maite Rivera por su trabajo en Tres días, única categoría a la que opta esta película apocalíptica, maltratada en los Goya pero extraordinariamente bien acogida en varios festivales internacionales.

La cinta de Francisco Javier Gutiérrez, apadrinado por Antonio Banderas, tendrá que vérselas a la hora de la verdad con los que probablemente sean los mejores sonidistas del país: los Steinberg y Alfonso Raposo (Los girasoles ciegos), Rejas y Bermúdez (Sangre de mayo) y Gamet, Vingtrinier y Grisolet (Sólo quiero caminar).

Acaso una de las categorías más abieras sea la de Mejores efectos especiales, con cuatro candidatos muy diferentes pero espectaculares en todo caso. Raúl Romanillos concurre en dos de ellas, la considerablemente favorita Camino -con Balseiro y Piquer- y Mortadelo y Filemón: misión, salvar la Tierra, junto a Costa, Quetglas, Díaz, Grau y Remacha.

Los otros dos oponentes son Sangre de mayo, con Juan Ramón Molina y Alberto Nombela, y Sólo quiero caminar, con Alejandro Vázquez, Reyes Abades y Rafa Solórzano en los créditos.

Por lo demás, pocas sorpresas se presentan en la categoría de Mejor maquillaje y peluquería, salvo la curiosidad de que José Quetglas y Nieves Sánchez aspiren ambos a una estatuilla por dos impecables faenas, la de La conjura de El Escorial y la de Mortadelo y Filemón: misión, salvar la Tierra.

Los acaparadores filmes de Álex de la Iglesia, Díaz Yanes, José Luis Cuerda, además del Mortadelo de Miguel Bardem concursan, por último, en el apartado de Mejor montaje. Sólo quedan tres días para conocer a los ganadores.

  • 1