miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

Las medidas de 'salvamento' para familias

El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer un paquete de medidas para amortiguar los efectos de la crisis económica, que van dirigidas a quienes más lo necesitan. El Gobierno aplazará el pago de la mitad de la hipoteca durante un plazo de dos años para todos los parados y autónomos que no cuenten con carga de trabajo.

el 15 sep 2009 / 17:50 h.

El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer un paquete de medidas para amortiguar los efectos de la crisis económica, que van dirigidas a quienes más lo necesitan. El Gobierno aplazará el pago de la mitad de la hipoteca durante un plazo de dos años para todos los parados y autónomos que no cuenten con carga de trabajo. Ésa es la medida más destacada de un paquete en el que se incluyen otras como las deducciones inmediatas por vivienda en el impuesto sobre la renta. En primer lugar, cabe destacar que el Gobierno por fin ha puesto en marcha mecanismos para ayudar a quienes más van a sufrir la crisis, familias con miembros parados y la carga de una hipoteca que, según los últimos datos del Banco de España, supone ya la mitad de la renta bruta disponible de las familias. Hasta ahora, el ejecutivo se había empleado a fondo en poner en marcha iniciativas destinadas a los mercados financieros que, si bien tienen una incidencia directa en la economía doméstica, no escenificaban una preocupación directa del ejecutivo hacia los sectores de población más desfavorecidos. La propuesta de Zapatero, que actúa también de colchón amortiguador de los malos datos del desempleo que hoy se harán públicos, actúa precisamente en defensa del principal afectado por la crisis en España, el paro, al que la Unión Europea atribuye ya porcentajes del 15% en los próximos meses en nuestro país. Siendo buena la medida, también conllevará sus riesgos puesto que las entidades financieras -con las que el Gobierno aún no ha pactado el plan- en ningún caso condonarán la deuda, sólo la aplazarán dos años, lo que supondrá un balón de oxígeno de 500 euros mensuales para las familias medias, pero que a partir de 2011 tendrán que abonarlos de forma prorrateada durante diez años, lo que elevará la hipoteca en cien euros mensuales. Pese al riesgo, en tiempo de crisis, el Gobierno actúa con acertadas medidas de salvamento.

  • 1