miércoles, 20 febrero 2019
08:32
, última actualización
Local

Las multas tendrán un descuento del 50% si se pagan en 15 días

El próximo 25 de mayo entra en vigor la reforma de la ley actual.

el 17 may 2010 / 14:48 h.

TAGS:


La última reforma de la Ley de Tráfico, que entrará en vigor el próximo 25 de mayo, pone mucha más trabas a aquellos conductores que no abonan sus multas aunque sí beneficiará a quienes decidan pagarlas pronto. Desde ese día, las sanciones tendrán un descuento del 50% (actualmente es del 30%) si se abonan durante los primeros 15 días.


Así lo explicó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la presentación de la reforma legislativa. "Aquellos que no paguen las multas lo van a tener mucho más complicado", aseguró.
Durante la presentación de esta norma, que se aprobó a finales de 2009, el ministro Rubalcaba calificó la reforma de "más fácil, más sencilla y más justa" que la norma que había hasta ahora y destacó en varias ocasiones que los conductores que quieran abonar sus sanciones "lo podrán hacer más barato", ya que los infractores podrán acogerse al 50% si pagan en los primeros 15 días después de haber sido notificados renunciando a hacer alegaciones. El principal objetivo de la reforma, según indicó el máximo responsable de Interior, es conseguir un "carné por puntos lo más eficaz posible", lo que implica reducir el plazo entre que se comete una infracción y se paga la multa, que antes de la reforma que ahora entrará en vigor oscilaba entre los cinco meses y dos años.


Con la reforma, Rubalcaba confió en que este periodo se reduzca como máximo a cinco meses. Además, la nueva legislación logrará que el 25% de infractores que actualmente no pagan sus multas, y que son "la gente que más infracciones acumula", no puedan "escaparse" de pagar mediante "farragosos procedimientos administrativos". "Los que quieran pagar la multa, que son la mayoría, lo podrán hacer lo antes posible y además van a ahorrarse dinero", insistió el ministro ante la prensa.


Entre las principales novedades de la ley, se encuentra la eliminación de la suspensión del carné de conducir como sanción, que actualmente se aplicaba por faltas graves y muy graves. En total, hasta ahora se suspendían alrededor de 100.000 carnés de conducir al año.


100, 200 y 500 euros. Con la modificación de la ley también se homogeneiza la cuantía de las multas en todas las ciudades de forma que una infracción leve costará 100 euros, una grave 200 euros y una muy grave 500 euros, mientras que hasta ahora cada ayuntamiento podía variar dentro de una franja determinada la cuantía de las sanciones. "Todas las sanciones serán de idéntica cuantía en todos los ayuntamientos", precisó ayer el ministro Pérez Rubalcaba.


Por otro lado, se aumenta de uno a cuatro años el plazo de prescripción de sanciones pecuniarias y se destina todo el dinero que se recaude en multas a seguridad vial. Además, se reduce el número de infracciones que llevan aparejada la retira de puntos del carné de 27 a 20, debido a que la "experiencia" ha demostrado que no tiene sentido quitar puntos por algunas conductas, como señaló Rubalcaba.

La reforma también incluye nuevas sanciones como programar el navegador (que detrae puntos y es una infracción grave), estacionar en las plazas de discapacitados (no quita puntos y es infracción grave), llevar la matrícula ilegible (no detrae puntos pero es infracción grave), permitir que una persona sin carné conduzca (no detrae puntos, pero es una infracción grave) y circular sin luces y elementos reflectantes en las bicicletas (no detrae puntos y está catalogada como leve).

Después de que el 25 de mayo entre en vigor todavía habrá que esperar al 25 de noviembre para que entre en funcionamiento lo referido a los cambios informáticos de tramitación de sanciones. A partir de ese día, será posible recibir en el correo o a través de teléfono móvil una notificación de multas y se sustituirá la publicación en los boletines provinciales de las infracciones por su publicación en una página web.


  • 1