lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Las palabras de Aguirre abren otra brecha en el PP madrileño

Cobo: "No sé qué ocurriría si esas palabras las hubiéramos dicho yo o Gallardón".

el 31 ene 2010 / 21:04 h.

TAGS:

Manuel Cobo recibe a los sanitarios del SAMUR que llegan de Haití.

Las polémicas declaraciones en las que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, se jactaba de ceder un puesto en el consejo de administración de Caja Madrid a IU tras quitárselo "al hijoputa" en referencia a un miembro de su partido, han desencadenado una nueva crisis en el PP madrileño.

El vicealcalde de Madrid y mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón -enemigo político de Esperanza Aguirre-, Manuel Cobo, hizo referencia el domingo por la noche a las palabras que la lideresa del PP pronunció en un acto a micrófono cerrado y dijo que no quería "ni imaginar lo que hubiera ocurrido" si esas palabras las "hubiera pronunciado" él o "Gallardón" después de haber sido sancionado esta semana tras criticar a Aguirre.

En declaraciones a los medios de comunicación y tras recibir al segundo contingente del SAMUR procedente de Haití, Cobo dijo querer "evitar entrar en valoraciones" sobre la conversación en la que Aguirre dijo textualmente: "hemos tenido la suerte de poder darle un puesto a IU y quitárselo al hijoputa". "No voy a valorar ciertas frases, que no quiero que estén en mi boca, porque están en boca de otra persona", aseguró el vicealcalde, quien además recalcó que no le correspondía a él "hablar de sanciones a compañeros de partido, aunque otros lo hayan hecho cuando yo me he visto en una situación parecida".

El vicealcalde del Ayuntamiento de Madrid fue suspendido el pasado miércoles un año de militancia del PP por criticar a la presidente de la Comunidad en una entrevista en El País, donde dijo que era "de vómito" lo que estaban haciendo con la candidatura de Rodrigo Rato para presidir Caja Madrid.

Cobo tildó este tipo de actitudes como "obstáculos" para intentar que el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, "sea el presidente del Gobierno de España" pero indicó que "pese a poner estos obstáculos no van a impedir que Rajoy llegue a ser el presidente de España".

Finalmente, Cobo se refirió a la entrevista que hace unos meses concedió a El País, en las que atacaba a Aguirre y que le han llevado a ser suspendido de militancia de su partido sobre la que dijo que "si se vuelve a leer la hay cosas que ahora son entendibles y quedan rubricadas en este momento".

Rajoy calla. Y mientras el líder del PP, Mariano Rajoy, opta por guardar silencio sobre este polémico asunto, ayer habló la consejera de Empleo y Mujer de la Comunidad, Paloma Adrados, la primera componente del Gobierno de Aguirre que se pronuncia sobre este tema. Según Adrados, la presidenta madrileña ha presentado ya sus disculpas "a quien se haya podido considerar aludido" por su comentario captado por un micrófono abierto. Sin embargo, la consejera de Empleo y Mujer, que visitó ayer un centro para mujeres en riesgo de exclusión social, no quiso opinar sobre las palabras del vicealcalde madrileño y se limitó a responder a los periodistas que "la opinión del señor Cobo es la opinión del señor Cobo". De lo que sí informó Adrados es de que la presidenta "ha presentado sus excusas a quien se haya podido considerar aludido" por el comentario que le hizo al vicepresidente regional, Ignacio González, el viernes pasado, sin percatarse de que estaba siendo grabada. En todo caso, la consejera subrayó que "hay que distinguir muy claramente lo que es una declaración pública de una conversación privada".

  • 1