jueves, 13 diciembre 2018
06:51
, última actualización
Deportes

Las segundas partes del Betis dejan mucho que desear

El conjunto verdiblanco ha dejado ir muchos partidos tras el descanso y en los tres últimos fue incapaz de hacer un gol. No puede hacer más concesiones.

el 13 feb 2015 / 11:06 h.

BETIS 14-15 Mel lamenta el empate de la Ponferradina (Foto: Manuel Gómez) El Betis ha de mejorar su rendimiento en las segundas partes para que no se le escapen más puntos como los que volaron el pasado domingo en el descuento ante la Ponferradina. En las tres últimas jornadas ha sido incapaz de marcar un gol después del descanso y eso le ha costado ceder cuatro puntos ante Ponfe y Numancia y perdonar la goleada a un Sabadell en inferioridad numérica. El ascenso está carísimo y no se puede hacer la más mínima concesión. Y el Betis las está haciendo, así que hay que poner coto a eso. En el tramo inicial de la temporada ya afloraron esas deficiencias, que a la postre le acabaron costando el puesto a Julio Velázquez, destituido tras un 1-2 ante el Alavés en casa, que llegó una semana después de dejarse remontar, por dos veces, un marcador favorable ante el Zaragoza (ganaba 0-1 y 1-2 y empató 2-2). Dos semanas antes, el Betis dejó escapar un 0-2 en Pamplona ante Osasuna, que acabó ganando 3-2 y dejó herido de muerte al técnico vallisoletano. El Betis arrancó la temporada haciendo extrañas concesiones en las segundas partes. En Sabadell (en la jornada inaugural) ganaba 0-3 (0-2 al descanso) y a punto estuvo de escapársele la victoria. La segunda salida fue a El Toralín de Ponferrada: se fue al descanso ganando 0-1 y encajó un contundente 4-1. La semana siguiente, el albaceteño Chumbi lo condenó en el Villamarín con un gol tras el descanso. Y en la jornada novena fue Velasco, casi sobre la bocina, quien le hizo morder el polvo en Leganés (1-0 en el 88’). Luego llegaron las remontadas rivales ya mencionadas de Osasuna y Zaragoza y el KO ante el Alavés (que ya ganaba 0-2 antes de la media hora). Con la llegada de Juan Merino, las tornas cambiaron y el equipo supo sufrir e ir a más en cada partido, aunque su juego no fuera nada brillante en los tres primeros. Ganó a la Llagostera en Palamós con dos goles (Rubén y Rennella) en la segunda parte. Ante el Mallorca también hizo Rennella el 1-0 tras el descanso y en Lugo fue Rubén Castro el autor del gol de la victoria a la hora de partido. Al Racing, por último, le ganó con un gol tempranero de Dani Ceballos y otro de Jorge Molina en el descuento. Tras la llegada de Mel y el 0-0 inicial en Alcorcón, la buena racha de las segundas partes continuó ante el Tenerife (Rubén y Molina sentenciaron el partido en el tramo final, en el 68’ y el 80’) y en Gijón, donde Bruno y Xavi Torres dieron la vuelta al 1-0 inicial con dos goles bien entrada la segunda mitad que suponían la segunda remontada del curso (la primera fue en Girona). Desde El Molinón, sin embargo, las segundas partes del Betis dejan mucho que desear. Y son ya tres partidos seguidos. Urge mejorar y recuperar esa intensidad en el juego durante los noventa minutos, pues como se está viendo no hay rival pequeño en la categoría. SOLO PERDIÓ DOS PARTIDOS ANTES DEL DESCANSO Y SIETE DESPUÉS En lo que va de Liga, el Betis sólo llegó al descanso perdiendo en dos partidos: ante el Alavés (0-2) en el último de la era Velázquez y en El Molinón ante el Sporting, donde logró remontar luego con goles de Bruno y Xavi Torres. Contando solo los marcadores de las segundas partes, habría perdido siete partidos: en Sabadell, las dos veces con la Ponferradina, Albacete, Leganés, Osasuna y Zaragoza. Es evidente que debe mejorar su rendimiento en las segundas partes.  CON MERINO SÍ MANTUVO LA INTENSIDAD Con Merino el Betis fue superior a todos sus rivales en las segundas partes. El equipo mantuvo la intensidad en su juego durante los noventa minutos y los cambios que introdujo el linense siempre mejoraron el rendimiento, de ahí que ganara a Llagostera, Mallorca y Lugo con goles en la segunda parte y rematara al Racing en el descuento, en el único partido en el que también llegó con ventaja al descanso gracias al tempranero gol de Dani Ceballos.

  • 1