sábado, 23 marzo 2019
21:31
, última actualización
Local

Las sillas de las últimas filas de la Carrera Oficial desaparecerán

El secretario del Consejo de Cofradías admite que será "complicado" reubicarlas.

el 20 oct 2009 / 18:32 h.

TAGS:

Dos operarios recogiendo sillas de la Carrera Oficial en La Campana.
El Consejo de Hermandades y Cofradías admite que los más perjudicados por la limitación de sillas en la Carrera Oficial serán los abonados más recientes. Su secretario, Manuel Nieto, aseguró ayer que los "damnificados" serán los de las últimas filas y que será "complicado" reurbicarlos.

La contrapropuesta de reforma elaborada por los técnicos de la institución cofradiera cifra entre 500 y 1.000 el número máximo de asientos prescindibles, muy lejos por tanto de las 7.000 sillas que, según la primera estimación del Ayuntamiento, sobran de este recinto para adaptarlo a la normativa de seguridad vigente.

Según explicó Nieto en declaraciones a la Cadena SER, se pretende ensanchar los pasillos traseros, entre otras medidas, por lo que desaparecerán sillas de las últimas filas de los sectores más afectados, la Campana (la zona que perderá más asientos), la calle Sierpes, la Avenida de la Constitución y la plaza de la Virgen de los Reyes.

"Reconocemos un daño moral, pero se está intentando evitar. Que nadie entienda que es por una cuestión económica, porque no lo es", apostilló el secretario del Consejo de Hermandades y Cofradías.

Además, Nieto indicó que será "complicado" reubicar a estas personas, si bien desde el Consejo se intentará que la medida de recortar las sillas afecte lo menos posible a las familias que cada año disfrutan del paso de las cofradías. Con todo, las posibilidades de encontrar otros espacios para colocar estos asientos es muy reducida.

La intención de la institución de San Gregorio es enviar en unos días toda la información de la propuesta a la Gerencia de Urbanismo para así lograr la licencia de ocupación de la vía pública correspondiente a la Carrera Oficial de la Semana Santa de 2010. Por ahora, los responsables municipales y del Consejo siguen negociando.

Así lo explicó ayer la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, quien no quiso opinar sobre el informe de la institución cofradiera hasta que ésta no remita su documento al Ayuntamiento. "No tenemos esa información y creo que el Consejo no ha terminado tal informe, así que no puedo comentar lo que desconozco", se limitó a manifestar la delegada, que mantiene que la Carrera Oficial ha convertido La Campana en "una ratonera". "Es lo único que puedo decir", sentenció.

Por su parte, el presidente del Consejo, Adolfo Arenas, no quiso opinar ayer sobre la contrapropuesta para no enturbiar las negociaciones y mantener la discreción.

Como principal novedad, el plan de evacuación y seguridad diseñado por los técnicos del Consejo incorpora puertas delanteras en las vallas que delimitan el recorrido, por las que los abonados saldrían, en caso de emergencia, al espacio reservado a los cortejos.

Además, se utilizarán "entarimados" para que las sillas no se puedan desplazar y no ocupen los pasillos habilitados. Al tiempo, se propone soldar las mamparas opacas, así como el ensanchamiento de los pasillos traseros y centrales. Por vez primera, el plan recoge también la delimitación de zonas acotadas para minusválidos.

El informe elaborado por el Consejo de Hermandades y Cofradías ha sido ratificado y enriquecido con las aportaciones de un estudio de ingeniería especialista en cuestiones de seguridad, al que también se encuentra vinculado el catedrático de Derecho Administrativo Alfonso Pérez Moreno. 

  • 1