lunes, 17 diciembre 2018
03:26
, última actualización
Deportes

"Lo que dije del Betis mete presión al Sevilla y sobre todo a mí mismo"

La mala campaña del Sevilla ha hecho que ambos equipos lleguen muy igualados al derbi, y esto recuerda lo que comentó el técnico en verano sobre la diferencia que existe entre ellos.

el 17 ene 2012 / 23:22 h.

Marcelino sabe lo que se juega ante el Betis.

Una huelga hizo que el primer derbi de la temporada se aplazara hasta enero, y el día ha llegado. El Sevilla necesita ganar para poner fin a una mala racha de resultados y confirmar que es otro equipo. Marcelino sabe que lo que ocurra en Heliópolis influirá en su crédito, pese a sentirse arropado por el club.

-Dice usted que el Sevilla llega en su mejor momento...

-Sí, estamos bien. Si vemos los dos últimos partidos, frente a dos buenos rivales, así como la segunda parte tanto de Vallecas como de Valencia, te hace pensar, porque además fue en un corto espacio de tiempo, que estamos en un buen momento. El equipo es capaz de dominar al rival, de generar muchas ocasiones, aunque es una pena que hayamos transformado sólo dos de más de ¿25? que tuvimos. Pero así es el fútbol. Si seguimos por este camino, al final el balón acabará entrando.

-La gente se pregunta qué Sevilla veremos el sábado...

-La idea es jugar como en las dos últimas jornadas. Todo pasa por ahí. Si vemos a ese Sevilla, pues tendremos muchas posibilidades de ganar, y si no lo vemos, pues tendremos muchas menos.

-Usted llevaba tiempo esperando este Sevilla, ha dicho...

-Sí, es el que todos queremos: un Sevilla que genera ocasiones, que hace que el rival no las genere, que controla el juego, que cuando no tiene el control sí tiene dominio de la situación... Creo que éste es el camino y yo particularmente tenía muchas ganas de ver un Sevilla así, aunque todavía puede ser mejor. Hay un porcentaje de ansiedad por ganar que todavía genera precipitación, pero si somos capaces de mantener el nivel de juego y mejorarlo, los resultados llegarán. Los jugadores tendrán más seguridad en lo que hacen.

-Hace sólo unos días comentó que quizá no estaba logrando transmitir sus ideas a los jugadores. ¿Qué ha cambiado en tan poco espacio de tiempo?

-Quiero un Sevilla mejor porque los futbolistas tienen capacidad para dar un mayor rendimiento que el ofrecido hasta ahora. Nos falta ganar, pero el camino hacia la victoria es jugar a este nivel. Trabajamos en esa idea desde el principio y es ahora cuando somos capaces de llevarla a cabo, y espero mejorarla.

-¿Pero qué es lo que ha cambiado realmente?

-Ha cambiado la idea de equipo, la ambición, el esfuerzo constante, el tener todos una misma idea de juego, el sentirse todos involucrados en recuperar el balón cuando no se tiene, en ayudar al compañero, en dar verticalidad a las acciones... Antes era así pero con mucha menos constancia, con bastante menos ritmo e intesidad, mucho más intermitente.

-Hablemos del derbi. ¿Cómo está viendo al Betis?

-Bien. Es un equipo dinámico, que viene de tres victorias y una derrota ante un rival como el Barça dando buenas sensaciones. Es vertical, dinámico en la transición, genera peligro con pocos pases con brillantez o seis o siete con una idea clara, buena organización... Están haciendo las cosas bien y para ser un equipo que acaba de ascender la temporada está siendo muy buena.

-Miguel Guillén, su presidente, ve favorito al Sevilla...

-Yo creo que en un derbi nunca hay favoritos. Es diferente, no se puede comparar, pero en el último clásico todo el mundo daba por favorito al Real Madrid y ganó el Barcelona. Se verá tras los noventa minutos de juego.

-¿Está preparado para que le recuerden el famoso comentario que hizo en verano? La diferencia en la tabla es sólo de tres puntos, disputan el mismo número de competiciones...

-Sí, es así. La competición es la que va poniendo a cada uno en su sitio. Es obvio. Yo en aquella contestación dije, con el máximo respeto al Betis, a la institución, a sus profesionales, que no tenía las mismas obligaciones a nivel de clasificación que el Sevilla, y así me parece. Creo que es así. La trayectoria reciente así lo dice. Pero es una cuestión de obligación. En mi ánimo nunca estuvo menospreciar a una entidad tan grande como el Betis ni a sus profesionales, sino pues... incluso quitarles presión. Ese calificativo fue como haciéndoles un favor, cuando se quiso entender de otra forma, creo que por algunas personas de forma malintencionada, pero allá cada una.

-¿Mantiene la idea de que luchan por objetivos distintos?

-Sí, sí, por supuesto. Bueno, no que luchen, sino la obligación. La del Betis a día de hoy es diferente a la del Sevilla. Si luchas por los mismos objetivos, depende de qué circunstancias se den: se puede dar que uno esté rindiendo por encima de lo que es su obligación y otro por debajo; que uno esté en su obligación y otro no esté cumpliendo los objetivos... Yo con esto me estoy metiendo presión a mí mismo, al Sevilla, pero sobre todo a mí mismo. No tengo ningún problema en reconocerlo.

-Sabe que todo esto hará que haya cierta guasa, por llamarlo de algún modo, cuando usted pise el estadio...

-No, no creo. Si hay guasa, pues bien. Llevo seis meses en la ciudad. Siempre soy tremendamente respetuoso en mis manifestaciones y con el Betis no podía ser de otra forma. Así lo fui. Tengo la conciencia absolutamente tranquila. Aquella contestación fue hecha con el máximo respeto. No está en mi ánimo despreciar a nadie, ni a nivel individual ni instucional.

-¿Cree que aquello pueden suponer una motivación extra para los jugadores del Betis?

-No, no creo. Ellos saben que en ninguno de los casos les falté al respeto. El propio Pepe Mel lo dijo. No tengo ninguna duda.

-¿Tiene la sensación de que se juega el puesto este sábado?

-Pudiera ser. No me consta eso digamos oficialmente, pero puede darse esa circunstancia. El club me sigue transmitiendo su absoluta confianza, pero bueno. Los resultados son los resultados. Yo siempre he notado absoluta confianza, un constante apoyo a nuestro trabajo a nivel profesional y afecto, igual que el primer día, cosa que agradezco muchísimo porque reconozco que no es una situación fácil. Los números están ahí.

-¿Usted entendería que se pudiera tomar esa decisión?

-Sí, perfectísimamente. Yo no busco culpables ni nada. Los números son los números y la situación es la que es. No me planteo una situación que no sea ganar en el campo del Betis, porque es a lo que aspiramos y lo que a nivel personal, profesional e institucional deseamos.

-Hablemos de nombres propios: Reyes. El equipo está notando su llegada...

-Es un futbolista de un perfil que necesitábamos dentro de la plantilla, diferente a los jugadores que están, y por tanto complementario con todos ellos. Ha demostrado que su compromiso está fuera de toda duda. Ya conocíamos su calidad y no teníamos tampoco ninguna duda respecto a ella. Estamos muy contentos con su incorporación, con su adaptación rapidísima, con su rendimiento. Ha jugado tres partidos en apenas una semana después de haber competido prácticamente nada en los dos últimos meses y de haber pasado una situación personal complicada que siempre a nivel mental influye. Todo ello nos lleva a pensar que su rendimiento puede ser mucho mayor.

-Da la sensación de que Reyes no va de estrella...

-No, no, para nada. Estamos satisfechos, muy satisfechos con su compromiso y su actitud.

-Kanouté. Se pierde el derbi, está jugando poco, la tarjeta del otro día ha dado que hablar...

-Fredy simplemente está pasando una mala racha de lesiones que le impide coger el estado de forma ideal. Nos dio rendimiento, de forma muy intermitente, cierto es. Tal como le pasó a Negredo o le está pasando a Perotti, no logra una continuidad por culpa de los problemas físicos. Está sufriendo continuos retrocesos en su puesta a punto.

-Negredo. Le está costando marcar, el otro día le sustituyó al descanso, algo inusual... Es internacional, tiene la Eurocopa en el horizonte, pero ahora no logra dar su mejor nivel.

-Los delanteros viven del gol y Álvaro está pasando una situación complicada en la que todos debemos apoyarle. No hay ningún tipo de duda respecto a su capacidad. Todos le vamos a apoyar porque es un futbolista muy importante para el Sevilla. Estamos convencidos de que cuando marque el primer gol meterá muchos más. Él tampoco tiene que mostrar digamos infelicidad por no lograrlo. El futbolista puede rendir y ser importante para el equipo aunque no marque. El gol llegará. No conozco a un delantero en el mundo que no tenga rachas. Villa, Fernando Torres ahora, Benzema, Higuaín... Incluso el propio Álvaro. Son rachas que se tienen, pero él puede ser muy útil en otras funciones que sabe desarrollar. El gol llegará.

-Hablemos de fichajes. ¿Da definitivamente por perdido a Giovani dos Santos?

-Sí. Yo creo que es muy difícil que venga. Es una situación muy difícil y tampoco podemos pararnos a pensar mucho en eso.

-Si no llega ningún refuerzo más, ¿piensa que tiene plantilla para lograr el objetivo de estar entre los cuatro primeros?

-Si somos capaces de jugar los veinte partidos que nos quedan a un nivel similar al de estos dos últimos, nos meteremos en la Champions, seguro. También dependeremos de otras cosas, porque en la primera vuelta tuvimos infortunio con las lesiones. No por el número, sino por estar concentradas en algunos jugadores, ya que hubo algunas recaídas y todas ellas coindentes en la parcela ofensiva, y además, a la vez, no escalonadas en el tiempo. Si eso no se vuelve a dar, creo hay material suficiente para ir a la Champions. Lo que hay que hacer es fundir todas esas individualidades en un colectivo con un funcionamiento común, como ahora; tenemos que darle continuidad y repetir estas actuaciones cada domingo, lo que dará mayor seguridad y autoestima.

-José María del Nido. Usted asegura que el plantel no está notando la situación que vive el presidente de la entidad...

-Es personal y no ha influido para nada, para nada, en ninguna cosa. Es un tema diferente al del equipo, con su explicación oportuna, y todos estamos felices por la última determinación que se ha dado. Él siempre está apoyándonos. Desde que lo conoci siempre está igual: tremendamente optimista, con una vitalidad arrolladora, ambición, ilusión... Son los calificativos que un día tras otro él nos transmite, con un nivel de exigencia alto, como debe ser.

-Por último. Ha habido dos incidentes en los que se han visto implicados futbolistas. ¿Qué lectura tiene de este asunto?

-Son hechos aislados que siempre nos entristecen a todos, pero ninguno de ellos eso califica a una afición tremendamente extraordinaria y reconocida a nivel mundial. Tenemos que buscar la tanquilidad, y eso lo dan los resultados. Queremos ganar al Betis y que la afición se sienta feliz y satisfecha del grado de rendimiento y profesionalidad de todos sus profesionales. Hay que dar la vuelta a esta situación. Tenemos que dar rendimiento. Estamos capacitados para ello y entre todos debemos revertir la situación.

  • 1