martes, 23 abril 2019
07:45
, última actualización
Local

Lo que trae y lo que se lleva la A-4

Nunca llueve a gusto de todos. El dicho se hace realidad estos días con la nueva autovía que enlazará Sevilla y Cádiz, especialmente en el tramo desde Los Palacios y Villafranca, por la decisión del Ministerio de Fomento de modificar el trazado, desechando el desdoble de la N-IV por el de la A-471.

TAGS:

Nunca llueve a gusto de todos. El dicho se hace realidad estos días con la nueva autovía que enlazará Sevilla y Cádiz, especialmente en el tramo desde Los Palacios y Villafranca, por la decisión del Ministerio de Fomento de modificar el trazado, desechando el desdoble de la N-IV por el de la A-471.

Este cambio acercará la nueva vía de comunicación a Lebrija y Las Cabezas de San Juan, con sus consecuentes beneficios, pero la alejará de las pedanías de Utrera y de El Cuervo, donde auguran un pesimista futuro para unos municipios que ya habían diseñado proyectos en torno a esta ruta.

De los dos posibles trayectos que podía seguir la conversión en autovía de toda la antigua N-IV, se optó por el denominado 3A, que consistirá en el desdoble de la A-471, carretera que cruza por Lebrija y Las Cabezas de San Juan. La otra alternativa (llamada 1B) era continuar con el trayecto de forma paralela a la N-IV, como de hecho se realizará con el proyecto entre Dos Hermanas y Los Palacios y Villafranca, igual que anteriormente se hizo entre la primera ciudad y Sevilla, para alegría de estos municipios que también pelearon por que no hubiera modificaciones en el trazado de esta ruta.

De esta forma, la pedanía de Guadalema de los Quintero, en Utrera, su Entidad Local Autonóma (ELA) de El Palmar de Troya y el municipio de El Cuervo dejarán de estar en el área de influencia de esta importante vía de comunicación entre las provincias de Cádiz y Sevilla y clave en el área metropolitana.

Ya muy lejos queda la solución de liberar el peaje de la AP-4 tantos años anunciada y utilizada en su enfrentamiento político por el PSOE y el PP, por lo que los municipios de la comarca del Bajo Guadalquivir, tras ver frustrada esta opción que también fue motivo de gran movilización, sobre todo tras quitar el coste de la parte correspondiente a Cádiz, centraron sus esfuerzos en conseguir el desdoble de la A-4.

Sin embargo, la A-4 es ahora centro de todas las demandas ya que ningún municipio quiere dejar pasar la oportunidad de contar con una vía de comunicación que servirá para vertebrar de manera importante la comarca. Tal es así que hasta municipios de la sierra de Cádiz (Espera, Puerto Serrano, Olvera, Bornos, Arcos de la Frontera y Villamartín) y algunos indirectamente afectados como Los Molares, Arahal o Marchena, por donde ya no pasará el tráfico que emplea la A-364 para llegar a Écija en su ruta a Madrid, se suman a este frente común contra lo que ellos ven como una decisión impregnada de intereses políticos, por beneficiar a los pueblos gobernados por el PSOE.

Es más, los mandatarios de los municipios afectados aseguran haberse enterado de la noticia por este diario. El debate en torno a este vital proyecto se vaticina largo pese a que desde el PSOE, su secretario provincial, José Antonio Viera, quisiera atajarlo. Éste expuso como otro de los argumentos para el cambio el menor coste de las obras con la opción 3A, pese a que no hay un importe cerrado todavía. Cerca de 300 millones de euros (296 para la obra en sí y seis para las expropiaciones de terrenos) costaba el trazado rechazado. Queda por saber, hasta que se presente el proyecto final, si se rebajan los costes de una obra que aún tardará bastante en ver la luz, ya que incluso en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 fue motivo de crítica por la reducida cuantía de la partida destinada a su puesta en marcha.

Es por eso que desde el frente de los perjudicados no se resignan a perder esta autovía por lo que esta semana empezarán con las movilizaciones, además de las cartas ya enviadas mostrando su malestar y después de haber solicitado también una reunión con el jefe de servicio de la Demarcación de Carreteras.

  • 1