martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Local

¿Se caerá el puente de Triana?

El peso de los candados ha provocado la rotura de un puente en París, un fenómeno romántico-literario que también sucede en el sevillano. Éste no peligra porque operarios municipales los retiran cada cierto tiempo.

el 10 jun 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Trabajadores del ayuntamiento de Sevilla retiran los últimos candados puestos en las rejas del puente de Isabel II, conocido como el puente de Triana. rabajadores del ayuntamiento de Sevilla retiran los últimos candados puestos en las rejas del puente de Isabel II, conocido como el puente de Triana. Los candados de Federico Moccia, la moda de colocar candados en los puentes con el nombre de la persona amada grabado en él y arrojar la llave al río, se ha convertido en uno de los gestos románticos más empalagosos y extendidos a lo largo y ancho del mundo. Una idea que, sin embargo, no tuvo en cuenta la resistencia de las vallas de los puentes donde eran enganchados. Un fenómeno que también se vive en Sevilla, en el puente de Isabel II, donde operarios municipales retiran decenas de estos candados, que en poco tiempo, vuelven a ser colocados por sus "enamorados" dueños. puente-parisA consecuencia del peso, el Puente de las Artes (Pont des Arts) de París tuvo que ser desalojado en la tarde del domingo 8 de junio después de que un tramo de 2,4 metros de la valla se desprendiera debido al peso de los candados que las parejas habían enganchado. Sin embargo, es prácticamente imposible que esto sucediera en el puente sevillano donde el Ayuntamiento procede a la retirada de los mismos, cada cierto tiempo, en una zona que es además Bien de Interés Cultural (BIC). El derrumbe en París no ocasionó heridos, pero muchos han retomado la crítica a esta costumbre que consideran que "atenta contra la seguridad de las personas y la calidad de vida", según ha recogido el diario Le Monde. Muchas de las críticas se centran, además, en el apartado estético, especialmente en este puente, el Puente de las Artes, conocido por sus bellas vistas del río Sena. El 'fenómeno Moccia' nació en la novela Tengo ganas de ti, la segunda parte de Tres metros sobre el cielo, del autor italiano Federico Moccia. El éxito fue tal que millones de parejas en todo el mundo quisieron copiar a los protagonistas y dejar su amor anclado para siempre en los puentes más pintorescos. La moda ha llegado hasta el punto de que, la editorial Planeta, que publica los libros en España, ha creado un aparato en la web del autor en la que las parejas pueden registrar el puente donde han colgado su candado, para que todo el que curioseé lo sepa y lo identifique en un mapa. A fecha de hoy en Sevilla contabiliza 658.

  • 1