jueves, 13 diciembre 2018
22:49
, última actualización
Deportes

Los 'padres' de las joyas del futuro

"Los éxitos de la cantera del Sevilla no son flor de un día. Lleva haciéndolo bien 20 años", dice José Antonio Gordillo. "El Betis se siente inferior, tiene poco que perder y mucho que ganar", replica Pablo Blanco.

el 20 ene 2012 / 22:13 h.

José Antonio Gordillo, en la Ciudad Deportiva.

La cantera es un producto básico en las entidades con economía de guerra. Real Betis y Sevilla reeditarán un derbi 1081 después de su último combate y Pablo Blanco y José Antonio Gordillo, los responsables de las fábricas nervionense y heliopolitana, respectivamente, analizan para El Correo el clásico del fútbol andaluz.

Con tono de voz firme y conciliador, los dos protectores de las joyas del futuro aventuran años de bonanza en la Carretera de Utrera y Los Bermejales y eligen con nombre propio y apellidos a los protagonistas que asumirán las portadas de los próximos cursos en clave hispalense.

Pablo José Blanco Blanco nació en Sevilla a finales de 1951. El exjugador acumuló 22 derbis en su curriculum -incluyendo Liga y Copa- y disputó 259 encuentros en Primera División con la casaca blanquirroja. 28 años después de su despedida del Pizjuán, Blanco es el responsable de la prolija cantera nervionense. 22 clásicos habitan en la memoria de aquel bravo defensa que se retiró con el cariño de la grada de regalo. "Tengo grabados en mi memoria muchísimos días bonitos, pero los partidos ante el Betis eran siempre especiales", recuerda. "He jugado 22 como profesional y me acuerdo de más alegrías que tristezas", resume.

"Como canterano es el partido superlativo. El Betis el rival a batir, el más fuerte y el que tienes más cerca", dice sobre cuáles son las sensaciones que experimentan durante la semana aquellos que, criados en la fábrica, son protagonistas del clásico. "Son días especiales para cualquier chaval de la cantera", añade. Y, con voz firme, asegura que "a nivel de cantera no hay ningún equipo tan importante como los dos sevillanos en Andalucía". Blanco, que habla en su despacho repleto de apuntes y fotografías, descubrió a Navas y Varas y es uno de los cazatalentos de mayor prestigio a nivel nacional.

Amante de la cantera, "ahora de moda porque la crisis aprieta" -matiza-, Pablo Blanco vaticina cuál será la clave. "En un derbi no hay igualdad de potencial nunca. Nosotros en la 2008-09 teníamos mucho mejor equipo y perdimos uno y empatamos otro", advierte. "Es un partido distinto que se sale de la trascendencia diaria. Cuando interviene la pasión también influye la suerte", expone antes de analizar al Real Betis.

"El Betis va a salir tremendamente motivado. Se siente inferior, es verdad, y por lo tanto tiene poco que perder y mucho que ganar. El Sevilla, al ir de favorito, y también lo digo yo, sí tiene más que perder que ganar. El Sevilla tiene que contrarrestar la motivación haciendo un partido intenso", aconseja.

Gordillo, un tipo serio y sensato

Si Blanco simboliza el mensaje de la sabiduría, José Antonio Gordillo es la savia nueva. El nuevo director deportivo de la cantera del Real Betis dirige desde el aterrizaje del nuevo consejo un proyecto de modernización. Y, sin tiempo para digerir los avatares de la rutina diaria, diseña el futuro de la fábrica de la Ciudad Deportiva Luis del Sol. José Antonio Gordillo no disputó ningún derbi profesional. En su mochila, sin embargo, sí figuran mil historias en blanco y verde durante los 7 años que permaneció en las categorías inferiores de la entidad del Villamarín.

"Estos partidos son súper especiales. Se viven desde semanas antes. Yo recuerdo uno que jugué en juveniles con mucho cariño", dice con el rictus serio que le caracteriza. "Se jugaban las semifinales de Copa. En el Sevilla estaba Tevenet. Ganamos en un partido espectacular y nos enfrentamos al Athletic en la final", rememora. Su relato corresponde a una final copera de la campaña 91-92 que se resolvió en los penaltis a favor del cuadro vasco.

Gordillo defiende sin matices el papel de la cantera en La Palmera y en el Pizjuán. "La cantera del Betis está sana, viva, tiene futuro. Hay chavales que ya vienen pisando fuerte. Vidakovic -técnico del B- ha hecho debutar a 8 juveniles y eso es sinónimo de que se está trabajando con cabeza", subraya antes de auscultar a la del eterno rival. "El Sevilla lleva haciéndolo bien 20 años", admite.

Gordillo, un tipo sensato que apuesta por un derbi festivo, considera que la clave "estará en el estado de ánimo de los dos". "El Sevilla aspira a estar entre los cinco primeros y nosotros a salvarnos, así que la exigencia de cada uno es diferente. El Betis viene de hacer un gran partido ante el mejor equipo del mundo y jugará en casa, y eso siempre influye", dice. El responsable de la fábrica heliopolitana, que acudirá a la grada, apuesta "por un 1-0".

El futuro

Pablo Blanco y José Antonio Gordillo señalan de forma directa a los protagonistas de los derbis del futuro. Para el sevillista, "gente como Campaña y Vadillo tendrán la palabra". "Los dos son futbolistas con un peso específico. Campaña tiene mando en el centro del campo y Vadillo desborde y llegada. Luis Alberto, Salva, Morales o Alberto en el Sevilla y, por parte del Betis, Carlos García, Nono, Álex Martínez, Manu Palancar... Son jugadores que llegarán", dice. Gordillo coincide en varios nombres. "Campaña, que es espectacular, Israel Puerto, Luna o Salva. En el Sevilla hay muchos. Y aquí sueño con la presencia de más canteranos: Pozuelo, Vadillo, Nono, Carlos...", enumera.

  • 1