sábado, 08 diciembre 2018
03:25
, última actualización
Economía

Ropa, calzado y luz suavizan la tasa negativa del IPC andaluz

Los precios subieron un 0,3% en Andalucía en septiembre respecto a agosto, sobre todo por el fin de las rebajas, pero el dato interanual es del -0,3 %

el 14 oct 2014 / 10:03 h.

Compras navideñas en el centro en un día de lluvia. El fin de las rebajas y la llegada del otoño hicieron que los precios subieran en Andalucía un 0,3 por ciento en septiembre respecto al mes anterior, lo que ni acabó con la tasa interanual negativa del Índice de Precios al Consumo (IPC) ni con la preocupación por el «riesgo de deflación». Es el tercer mes consecutivo en el que la tasa interanual –la que más importa– está por debajo de cero, en el -0,3 por ciento, puesto que en julio fue también de -0,6 y en agosto, del -0,8 por ciento. Y el hecho de que el coste de la vida no suba es una buena noticia para las familias en plena crisis, pero un mal dato para los expertos porque hace peligrar la recuperación económica al dañar a las empresas y, por ende, a sus trabajadores. Así, con esta subida, la inflación acumulada se sitúa en la comunidad andaluza en el -1 por ciento. En España, el IPC subió un 0,2 por ciento en septiembre respecto a agosto, y elevó tres décimas su tasa interanual, hasta el -0,2 por ciento, debido a la subida de los precios de la electricidad y a la evolución de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, especialmente de las frutas frescas y las legumbres, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). La subida de la inflación interanual en septiembre es la primera que se produce en cinco meses, ya que este indicador venía registrando descensos desde mayo. De hecho, en el acumulado del año el IPC registra una tasa del -0,9 por ciento. Es la quinta vez en doce meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas. Pese a todo, el Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en deflación. Aunque en los libros implica dos semestres consecutivos en rojo, en la práctica estamos ante una deflación intermitente desde hace dos años. Así se extrae del cotejo de las series históricas del INE y del Instituto de Estadística de Andalucía. Por sectores, en Andalucía los precios bajaron en septiembre en relación con el mes anterior en ocio y cultura (-2 por ciento), por la caída del viaje organizado (-10,9 por ciento); hoteles, cafés y restaurantes (-1); medicina (-0,2), transporte (-0,2). En cambio, subieron la ropa y el calzado (5,7 por ciento), por el fin de las rebajas; la vivienda –sobre todo el recibo de la luz – (1,7 por ciento), el menaje (0,3), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,1), bebidas alcohólicas y tabaco (0,1), enseñanza (0,1) y otros conceptos (0,1). Por provincias, con respecto a agosto, los precios subieron en septiembre en todas: Granada (0,5 por ciento); Málaga (0,4); Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla (con aumentos del 0,3 por ciento), y Jaén (0,2). Ante estos datos, las reacciones no se hicieron esperar. La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo consideró un mes más que la evolución del IPC en España es «preocupante». «Tanto Andalucía como España y la Zona Euro se encuentran con tasas de inflación muy por debajo del objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo, situado en el dos por ciento, que ya empiezan a alertar del riesgo que supone esta situación ante la posibilidad de que se produzca una deflación», indicaron. Por el contrario, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, rechazó de nuevo un escenario de deflación en España y auguró que la inflación se acercará a cero en los próximos meses y será ligeramente positiva a finales de año. En la misma línea, la CEOE y la asociación de autónomos ATA auguraron una inflación «prácticamente plana» para el conjunto de este año, mientras que UGT y CCOO indicaron que el aumento de los salarios es la «mejor receta» frente a la «amenaza» de la deflación e insistieron que el IPC demuestra el fracaso de las medidas de austeridad.

  • 1