viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Local

Malditos sean los argumentos para la sangre

Uno de los comportamientos que más indignan a cualquiera es que le llamen a uno "tonto" a la cara. Tal vez la más intolerable de las versiones es la que se viste de argumento. Pero tontos y tontas debemos ser si damos crédito a las soberbias tonterías con que se nos intenta convencer de algunas intervenciones armadas.

el 15 sep 2009 / 16:36 h.

Uno de los comportamientos que más indignan a cualquiera es que le llamen a uno "tonto" a la cara. Tal vez la más intolerable de las versiones es la que se viste de argumento. Pero tontos y tontas debemos ser si damos crédito a las soberbias tonterías con que se nos intenta convencer de algunas intervenciones armadas. Lo último es la reciente decisión de la OTAN de realizar operaciones militares en Afganistán para "combatir el narcotráfico".

¡Venga ya! ¿Por qué no intervenís antes en Italia? ¡Ayudad un poquito a Berlusconi y borrad del mapa, por ejemplo, Nápoles o Sicilia! ¡Os queda más cerca que Afganistán! Y si estamos con ganas de excursiones militares para combatir a los narcos, Colombia o Marruecos son destinos muy interesantes.

Maldita sea el argumento! Ocurre precisamente después de que EEUU lo haya aconsejado, abrumado por los excesivos frentes abiertos y un presupuesto gigantesco pero limitado, más ahora que debe repartirse entre la sangre que derrama en medio mundo y las finanzas que se le escapan en su propia casa.

¡Malditos sean todos los argumentos que, además de tratarnos de rematadamente estúpidos, siembran de muertos el planeta!

  • 1