viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Local

Mano dura contra el vandalismo

Nueve personas han sido detenidas ya por dañar la propiedad pública haciendo pintadas callejeras. Pero el Ayuntamiento quiere llegar más lejos estipulando sanciones concretas contra el vandalismo. Esta tarde el Pleno debatirá una ordenanza contra los actos vandálicos. Foto: J.M.Cabello.

el 15 sep 2009 / 18:37 h.

TAGS:

Nueve personas han sido detenidas ya por dañar la propiedad pública haciendo pintadas callejeras. Pero el Ayuntamiento quiere llegar más lejos estipulando sanciones concretas contra el vandalismo. Esta tarde el Pleno debatirá una ordenanza contra los actos vandálicos.

Con el objetivo de disminuir y erradicar los comportamientos incívicos, el Ayuntamiento alcalareño ha elaborado un Ordenanza sobre protección de la convivencia ciudadana y de prevención del vandalismo. La aprobación inicial de esta ordenanza se debatirá en el Pleno de esta tarde y una vez que pase por los trámites de información pública y se le de el visto bueno, pasará a entrar en vigor.

Se da la circunstancia de que estas ordenanzas se aprueban cuando las conductas vandálicas se están convirtiendo en un fenómeno demasiado habitual en la localidad, como viene ocurriendo con las pintadas callejeras que abundan en toda la ciudad y por las que se ha detenido ya a nueve jóvenes alcalareños o los destrozos, demasiado habituales, de parques, jardines y en general, mobiliario urbano de todo tipo.

El responsable del Área de Ciudadanía, Francisco García, explicó que el ayuntamiento alcalareño "no va a permanecer ajeno a esta problemática que afecta a muchos ciudadanos".

Objetivos. Desde el Ayuntamiento se explica que el vandalismo supone unos gastos de reparación cada vez más importante, con el consiguiente empleo de los recursos municipales en la reparación de edificios, espacios públicos, mobiliario...

En este sentido, el objetivo de la normativa es ir progresivamente disminuyendo hasta llegar a la eliminación de actos y conductas vandálicas de ciudadanos y colectivos minoritarios que afectan al mobiliario urbano.

García explicó que se trata de un texto normativo donde además de definir las conductas antisociales que degradan la ciudad y deterioran la calidad de vida de todos los alcalareños, se tipifican tanto las infracciones como las sanciones correspondientes a cada uno de los actos vandálico basadas en el régimen sancionador y disciplinario previsto en otras ordenanzas municipales de carácter similar.

El edil socialista añadió que esta norma "sin bien, no pretende ser la solución a la compleja problemática que constituyen tales comportamientos, sí es una respuesta a la preocupación ciudadana ante este fenómeno, un instrumento de disuasión para los ciudadanos o grupos infractores y un llamamiento a la responsabilidad y al civismo".

  • 1