sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Local

Más de 215.000 alumnos se quedan sin clase en Cataluña por la nieve

Más de 145.000 alumnos se quedaron sin clase en Cataluña y la circulación de los autobuses urbanos quedó ayer suspendida a causa de la nieve.

el 08 mar 2010 / 17:19 h.

TAGS:

Una nevada histórica -la última fue el 5 de enero de 1985-, que afectó intensamente a toda Cataluña, colapsó ayer el transporte viario y ferroviario -que afectó a 2.000 viajeros- y puso en aprietos a miles de catalanes, sobre todo en Girona y Barcelona, que se quedaron sin medios para regresar a su casa, algunos de ellos atrapados en sus vehículos. El temporal, que no provocó daños personales graves, sumió en el caos a las entradas y salidas de Barcelona y paralizó casi completamente la red de Rodalies, lo que dejó a miles de personas sin poder volver a casa.

A los usuarios de tren o autobús que se quedaron sin medio de transporte para regresar a sus domicilios se sumaron centenares de conductores atrapados en sus coches y unos 10.000 camiones parados en áreas de servicio, debido al mal estado de las carreteras. La crítica situación llevó al Ayuntamiento de Barcelona a ofrecer alojamiento en hoteles de la ciudad a las personas que se quedaron incomunicadas en la capital catalana, una cifra que la Generalitat desconoce. La AP-7 fue la vía donde más turismos había bloqueados, sobre todo en dirección norte desde Barcelona. Además, la nevada provocó el caos en la capital catalana: los servicios de autobús urbano y del tranvía dejaron de funcionar a media tarde de ayer.

La nieve también dejó sin suministro eléctrico a 200.000 abonados de la provincia de Girona y obligó a suspender las clases en los colegios y en la Universidad Autónoma de Barcelona y la de Vic (Barcelona). Además, obligó a cancelar hasta 21 vuelos y a desviar otros nueve en el aeropuerto de Girona.

Normalizado en servicio de autobús. El servicio de autobuses en Barcelona y diez municipios del área metropolitana se comenzó a normalizar a partir de las 4.30 horas, excepto en zonas de montaña, después de que ayer se suspendiera a causa de la nieve acumulada en la red viaria, según informó Transports Metropolitans de Barcelona (TMB).

Los autobuses reemprendieron su servicio una vez se comprobó que las condiciones de las salidas de las cocheras y de las principales calles eran suficientemente buenas para una circulación segura.

Pese a ello, hay zonas montañosas en las que los autobuses no pueden transitar, como el Carmel, Ciutat Meridiana, Vallvidrera y, en general, las calles que quedan por encima del paseo de la Bonanova, la Ronda de Dalt y Via Favència. El Metro funciona con normalidad después de estar abierto toda la noche para paliar el déficit de movilidad en superficie.

Temporal en toda España. Pero el mal tiempo no fue exclusivo de Cataluña. Las rachas de viento muy fuerte en el litoral mediterráneo y balear y las heladas generalizadas en buena parte de la Península mantendrán hoy a 31 provincias en alerta por temperaturas mínimas, viento y nieve, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En concreto, Córdoba, Granada, Jaén y Badajoz estarán en alerta amarilla por nieve, mientras que las provincias con riesgo por temperaturas mínimas son Huesca, Teruel, Zaragoza, Cantabria, Cuenca, Guadalajara, Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Barcelona, Girona, Lleida, Madrid, Navarra, La Rioja y Asturias. Por su parte, Cádiz, Ceuta y Melilla estarán en alerta por lluvia y en las provincias de Barcelona, Girona, Tarragona, Ibiza y Formentera, Mallorca, Menorca habrá alerta naranja por importante riesgo costero. Asimismo, Barcelona, Girona y Lleida estarán también en alerta por riesgo de aludes.

  • 1