lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Local

Más hambre en la isla

Otro disidente en huelga asegura que no claudicará.

el 05 abr 2010 / 19:58 h.

TAGS:

Franklin Pelegrino del Toro, barbero de 38 años de un pueblo de la provincia cubana de Holguín, es uno de los últimos disidentes cubanos que se han puesto en huelga de hambre para pedir respeto a los Derechos Humanos y la libertad de los presos políticos enfermos. Pelegrino mantendrá sin "claudicar" su protesta, que empezó hace más de un mes. Este director del Partido Republicano Cubano en Cacocum, a unos 800 kilómetros al este de La Habana, relató en una entrevista con Efe que se declaró en huelga de hambre el pasado 28 de febrero, cinco días después de la muerte del albañil Orlando Zapata Tamayo tras un ayuno en la cárcel de 85 días. "Estoy pidiendo la libertad de nuestros 26 hermanos presos políticos de conciencia que están enfermos, como defensor de los Derechos Humanos, como cubano y patriota. Exijo al Gobierno que los libere", dijo. Pelegrino se solidariza con la huelga de hambre y sed que mantiene el psicólogo y periodista Guillermo Fariñas desde el 24 de febrero, quien precisamente ayer pidió a todos los gobiernos del mundo, "incluido España", denunciar ante la ONU su "inminente asesinato".

El barbero añade que espera "una respuesta del Ejecutivo sobre estos 26 presos enfermos", y pide "que se respeten los "derechos civiles y políticos". Pelegrino no hace diferencia entre opositores cubanos presos o libres: "Soy un hombre que estoy en una cárcel grande, que es la de afuera". "Tengo 38 años. Era un hombre fuerte y eso es lo que me está aguantando hoy", explicó.

  • 1