miércoles, 14 noviembre 2018
18:14
, última actualización
Local

Monti liderará el Gobierno tecnócrata llamado a ‘salvar’ Italia

Berlusconi asegura en un discurso televisado que su dimisión ha sido "un acto de generosidad".

el 13 nov 2011 / 19:32 h.

TAGS:

El ya primer ministro de Italia Mario Monti.

La política italiana ha pisado el acelerador en las últimas horas. Después de que el pasado sábado el ya ex primer ministro, Silvio Berlusconi, presentara su dimisión forzado por los mercados, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, tras una jornada de reuniones exprés con los distintos grupos políticos, logró que el excomisario europeo Mario Monti recibiera el respaldo necesario para ocupar el que fuera el sillón del Cavaliere. Así, Napolitano le encargó ayer la labor de formar un Gobierno que sea capaz de sacar a Italia del foco de los ataques de los especuladores, tal y como viene sucediendo en las últimas semanas.

El presidente de la República italiana comenzó en la mañana de ayer las consultas con los representantes políticos del país, y todos los partidos, excepto la derechista Liga Norte, apoyaron que encargara formar Gobierno al tecnócrata Mario Monti, nombrado la pasada semana senador vitalicio en el Parlamento italiano. Incluso el partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), mostró ante Napolitano su disposición a apoyar en el Parlamento un Gobierno "técnico de transición" liderado por el excomisario europeo de la Competencia. Poco después este fue llamado al Palacio Quirinal, sede de la jefatura del Estado, para formar Gobierno.

Dado que la inmensa mayoría de los partidos con representación parlamentaria le apoyan, Monti aceptó el encargo y se espera que presente la lista de ministros. La jura del cargo del jefe del Gobierno y de sus ministros puede producirse ya hoy, y mañana y miércoles el gabinete podría someterse al voto de confianza en el Senado y la Cámara de Diputados.

En sus primeras palabras tras asumir su nueva responsabilidad, Monti pidió un "esfuerzo colectivo" para salir adelante de la crisis. "Italia debe volver a sanear su economía y emprender de nuevo el camino del crecimiento. Es algo que debemos a nuestros hijos, a quienes tenemos que dar un futuro concreto de dignidad y esperanza", dijo Monti. "Como miembro fundador de la UE debemos volver a mostrar fortaleza y no debilidad", añadió.

El recién nombrado primer ministro italiano nació en 1943 en Verese, en el norte de Italia, y es un economista muy respetado y que mantiene buena relación con los altos mandos de la UE.

Entre los nombres que baraja Monti para organizar su futuro Ejecutivo, con el apoyo de todos los partidos, estarían el profesor de Economía de la Universidad Bocconi, Guido Tabellini, como ministro de Economía, el también profesor de Economía y ex eurodiputado, Carlo Secchi iría al ministerio de Desarrollo y el rector de la Universidad Católica de Milán, Lorenzo Ornaghi sería ministro de Educación.

Además, Monti estaría valorando nombrar también al jurista Cesare Mirabelli para el ministerio de Justicia y al jurista Enzo Moavero como subsecretario a la presidencia del Consejo de Ministros, aunque Berlusconi habría exigido que fuese el actual subsecretario, Gianni Letta, quien ocupara este cargo.

Silvio no se va del todo. Paralelamente, en un mensaje televisado, Berlusconi confirmó que seguirá en la política y redoblará sus esfuerzos en el Parlamento y en las instituciones para renovar el país. "He dimitido por sentido de Estado y responsabilidad para evitar un nuevo ataque de especulación (hacia Italia) y sin que el Parlamento, jamás, me haya retirado la confianza"", dijo, tras expresar su "tristeza" por los ataques e insultos que ayer le dedicaron miles de italianos en Roma cuando se dirigía a presentar su dimisión ante Napolitano.

A pesar de su insistencia, la comunidad internacional ha valorado positivamente su marcha. Así, el presidente de EEUU, Barack Obama, dijo que era "una evolución positiva" de la crisis europea.

  • 1