viernes, 18 enero 2019
18:45
, última actualización
Local

Ni dinero ni fecha para las inversiones de la Junta pendientes en Sevilla

Ni la ampliación de la red de Metro, ni la Ciudad de la Justicia, ni el antiguo hospital militar Vigil de Quiñones contarán con un euro autonómico en 2015.

el 31 oct 2014 / 23:53 h.

TAGS:

El estado de absoluto abandono del Hospital Militar Vigil de Quiñones no ha conmovido a los autores del presupuesto. / J.M. Paisano El estado de absoluto abandono del Hospital Militar Vigil de Quiñones no ha conmovido a los autores del presupuesto. / J.M. Paisano Otro año perdido para las grandes infraestructuras pendientes en la ciudad de Sevilla.Si hace unas semanas era el Gobierno central el que presentaba unos presupuestos para 2015 que aventuraban que el próximo ejercicio no podrían concluirse ninguna de sus grandes infraestructuras, ayer hizo lo propio la Junta de Andalucía, con las mismas perspectivas. Las cuentas de la administración autonómica para el año que viene en la capital hispalense son una incógnita, ya que, siguiendo la tónica de años anteriores, el Ejecutivo andaluz no ha querido detallar de forma provincializada sus gastos. Sin embargo, sí está claro que no habrá dinero ni para las grandes obras que mantiene sin rematar en la capital. Aunque a tenor de las declaraciones de diversos responsables autonómicos ya se veía venir que la Junta no iba a hacer grandes desembolsos económicos, no deja de sorprender que ayer se organizara una presentación provincial de los presupuestos, sin ningún tipo de dato provincializado. Lo que sí quedó claro en la rueda de prensa, que ofrecieron el consejero de Justicia, Emilio de Llera, y el delegado del Gobierno andaluz, Francisco Javier Fernández, es que en 2015 no se moverá absolutamente nada para ampliar la red de metro de la ciudad. «La realidad económica nos limita, pero en cuanto sea posible volveremos a este proyecto», señaló el representante territorial de la Junta, que tampoco quiso poner una posible fecha para las nuevas líneas del suburbano. La situación es distinta en otras provincias. En Málaga habrá 120,2 millones para su metro, de los que 41,2 millones se destinarán a concluir uno de sus tramos (Renfe-Guadalmedina), pero también para la adjudicación y el inicio de las obras de otro nuevo (Guadalmedina-Atarazanas), así como los trámites necesarios para el trayecto en superficie hasta el Hospital Civil. También en Granada hay dinero para el suburbano, aunque allí es para ponerlo en marcha, ya que entrará en funcionamiento en 2015. Otro gran olvidado de estos presupuestos es el antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones, que lleva diez años cerrado, desde que el Estado se lo cedió a la Consejería de Salud. La Junta ha invertido 33 millones en este edificio durante estos años para reabrirlo, si bien en 2011 paralizó las obras por a falta de recursos.Desde entonces, el inmueble permanece cerrado, deteriorándose y sin fecha de recuperación. Para el Militar «no hay nada», expuso Fernández, que aclaró que hay otras prioridades sanitarias de la provincia. Cabe subrayar que IU había anunciado que ejercería su influencia en la Junta para reactivar este asunto. En este punto, destacó que en materia sanitaria «los recursos se centrarán en mantener la infraestructura de atención», con nueve hospitales públicos y 190 centros de atención primaria. Como se esperaba, tampoco habrá partida alguna para la Ciudad de la Justicia, un proyecto que jamás se ha iniciado y que durante años sólo ha servido para el enfrentamiento entre PP yPSOE. De hecho, De Llera justificó ayer que no hay dinero porque el Ayuntamiento no les ha cedido todavía el suelo para levantar este complejo. Cabe recordar que el consistorio sugiere que se construya en el Prado, mientras que la Junta defiende que sea en Los Gordales. Sí están consignadas la terminación de las vías ciclistas del puente del Alamillo y de Puerta Triana. El consejero y el delegado defendieron estas cuentas, que a su juicio «no se pueden medir por las inversiones», ya que centran su prioridad «en la revitalización de la economía y la creación de empleo para contrarrestar las consecuencias de la crisis sobre los sectores más vulnerables». Preguntado sobre cómo defenderán estos presupuestos cuando han criticado duramente los del Estado por carecer de grandes inversiones, Fernández se justificó alegando que «la responsabilidad del Gobierno en Sevilla es mayor que la de la Junta», citando casos la SE-40, donde Fomento «pinta unas partidas que sabe que no va a ejecutar». «No vamos a sacar pecho de lo que no cumplimos, pero que quien tampoco cumple que no lo vaya a hacer».

  • 1