viernes, 19 abril 2019
00:25
, última actualización
Local

«No es momento para trajes de 3.000 euros»

El suyo es uno de los nombres más vinculados a Simof que puedan citarse. Referente absoluto en estilismo flamenco, Paco Cerrato desvela en unas pocas líneas las tendencias que serán norma la próxima primavera.

el 01 feb 2014 / 22:13 h.

TAGS:

Conoce el Salón Internacional de la Moda Flamenca (Simof) desde sus orígenes y, año tras año, ofrece lo último en tendencia para realzar la belleza femenina en una cita que, en esta ocasión, coincide con el mes de la primavera. Con quince personas a su cargo en el equipo, Paco Cerrato nos desvela cómo debe arreglarse la mujer, vestida de gitana, para sacar lo mejor de sí misma.

¿Qué se lleva para la próxima temporada flamenca? Pues el cabello irá tanto craneal como suelto. Repasamos desde la década de los cincuenta a la de los noventa y lo hacemos, por ejemplo, con ondas despeinadas cuyas texturas las logramos a base de laca. Rayas en medio o al lado y pelo recogido con moño elaborado o deshecho. En cuanto a las flores, todo lo que quieras. Un abanico de ellas. La Feria, en este sentido, va a ser una barbaridad. Menos peinas, nada de pulseras y el mantoncillo se verá con fuerza. Por último, el maquillaje marcará los labios, los ojos se ahumarán y se usará un tono de piel natural.

¿Cuál es su análisis de este veinte aniversario de Simof? Las colecciones se trabajan mucho y no se hace nada por hacer sino con coherencia. El nombre que ponen las firmas a sus pases nos inspira mucho.

¿Cómo ha transcurrido la historia del Simof? Con mucha evolución. Al principio era más “casero”, más personal. Ya es una pasarela internacional.

¿Hay alguna famosa que le haya impactado especialmente de gitana? Hombre, Eva González es una de las más guapas y María José Suárez me gusta mucho desfilando. Lo que sí tengo claro es que, como defiende la bata de cola una andaluza, ninguna a pesar de que reconozco que me impresionó Nieves Álvarez. Laura Sánchez también es muy buena pero todas ellas se dedican a eso. Entre las “vips”, esta edición ha venido Norma Duval, que me parece muy destacable.

¿Y el presente del Salón? ¿Qué tal? Bueno, para la que está cayendo, y las necesidades que hay, se va manteniendo. Algunos diseñadores me han confesado que ya tenían vendida su colección.

¿Con cuál de ellos se queda? No los he visto todos aún pero tampoco quiero indisponerme con nadie. Sí podría decirte que, para una Feria clásica, Pilar Vera es un buen referente y que, a la vez, las nuevas generaciones de creadores vienen pegando fuerte. Están haciendo cosas muy bonitas.

Por lo tanto, hay futuro para el sector, ¿no? Claro. El traje de flamenca siempre estará ahí. Lo que hay que poner son precios asequibles. No es el momento de los dos mil o tres mil euros pero sí de ochocientos o quinientos. Hay que saber estudiar la propuesta y valorar el producto en general.

¿Algo que no se lleve? No sé. Las flores naturales, quizás. Hubo un año de muchos claveles. Y tampoco está de moda colocarlas abajo.

  • 1