jueves, 17 enero 2019
01:21
, última actualización
Local

"Nos perjudicó que contaran toda la investigación del caso Marta"

La jefa del Grupo de Menores, que investigó el crimen, habla por primera vez de las pesquisas.

el 18 ene 2012 / 22:50 h.

TAGS:

La jefa del Grupo de Menores de la Policía Nacional, María Jesús Cervantes, ayer durante la conferencia.

"Cuando íbamos a hacer una cosa se sabía antes de hacerla, y eso no puede ser". Con estas palabras se expresó ayer la jefa del Grupo de Menores de la Policía Nacional, María Jesús Cervantes, sobre la investigación del crimen de Marta del Castillo que ella dirigió y dirige, ya que la Policía aún sigue buscando el cuerpo de la joven. La inspectora, que tuvo que trabajar bajo una gran presión mediática y social, asegura que comprende "el dolor de la familia" , "como madre que soy".

Cervantes siempre ha mantenido un silencio hermético sobre la investigación del caso que ayer rompió en las jornadas Comunicación y Justicia que celebra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en Tomares. Pero la responsable del Grume no entró a explicar ante el nutrido auditorio ningún detalle porque "no he terminado con este caso y por eso no puedo hablar de él". De hecho, lamentó las declaraciones que realizaron a la prensa "los mandos policiales" porque a su juicio eso "perjudicó la investigación". "Cuando íbamos a hacer una cosa se sabía ante qué es lo que íbamos a hacer, y eso no puede ser", lamentó.

La inspectora dejó muy clara la necesidad de mantener en secreto las pesquisas que se realizan en cualquier investigación policial "porque contar lo que estamos haciendo perjudica la investigación". "No se pueden dar datos antes de tiempo. Es mi lema" como también "de mi pequeño grupo". Cervantes aseguró que no se debe ofrecer información mientras el caso no esté ante la autoridad judicial. "Los mandos policiales pueden hacer lo que crean oportuno, pero no se debe dar información cuando el caso aún no está a disposición judicial", unas palabras que recuerdan, aunque ella no lo dijo expresamente, a la rueda de prensa que a los pocos días de la detención de Miguel Carcaño ofreció el exjefe superior Enrique Álvarez Riestra junto al exdelegado del Gobierno Juan José López Garzón.

La responsable del Grupo de Menores también dijo "comprender el dolor de la familia de Marta". "Soy madre, y creo que estaría peor que Antonio [el padre de Marta del Castillo] o ya no estaría aquí", aseguró. Así, dijo que entiende las duras declaraciones que ha hecho el abuelo de la joven, pero pidió "respeto" a los medios de comunicación, que "deberían pensarse si meterle un micrófono en ese momento porque en caliente se dicen unas cosas que luego en frío te arrepientes".

De hecho, explicó que la madre de Marta, Eva Casanueva, le ha llamado en varias ocasiones, lamentando algunas de las declaraciones que han realizado sus familiares. "No hay quien la pare", le afirmó la madre de la joven tras unas declaraciones de la abuela, "que comprendo su enorme dolor". Lo mismo le ha dicho Eva sobre Antonio, asegurándole que "no lo puede controlar, a veces se la va la cabeza".

Gallardón. Por otro lado, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardo, defendió ayer la actuación de los jueces que han dictado la sentencia, pues "han actuado de acuerdo con la ley" y "si ha fallado alguien han sido los legisladores y no la Sala".


Los absueltos deben seguir firmando en los juzgados

Las medidas cautelares que el Juzgado de Instrucción número 4 impuso a Samuel Benítez, Javier Delgado y María García se mantendrán hasta que no haya una sentencia firme, pese a que los tres ya han sido absueltos de los delitos por los que se sentaron en el banquillo de los acusados. De esta forma, si el caso acaba en el Tribunal Supremo, hasta que éste no resuelva los tres tendrán que seguir acudiendo a la Sección Séptima de la Audiencia para firmar como forma de control. Un trámite con el que ya han cumplido esta semana Javier y Samuel y que María cumplirá hoy. Los tres, además, también tendrán embargados sus bienes mientras tanto. A Miguel le fue embargado el piso de León XIII y a Javier el piso que tiene a medias con su exmujer y un vehículo.

Asimismo, mientras que la decisión judicial no sea firme, tampoco se deducirá testimonio contra el Cuco para que sea investigado por si pudo mentir en el juicio de los adultos, al que acudía como testigo y con obligación de decir la verdad. La sentencia ordenaba este extremo, incluso indicaba que se aportara el testimonio de los amigos del Cuco con los que éste pasó la tarde para comprobar si él contaba la verdad, pero no se podrán abrir las diligencias hasta que el Supremo no se pronuncie. En cuanto a Miguel, seguirá considerándose como preso preventivo y, por tanto, sin ser clasificado en un grado penitenciario.

  • 1