domingo, 18 noviembre 2018
17:40
, última actualización
Local

Ocho años esperando una casa

200 familias critican al Ayuntamiento de Lora del Río por engañarles y cobrarles tasas indebidas.

el 12 oct 2011 / 19:17 h.

TAGS:

Miembros del consejo rector de la cooperativa 'El Maizal' de Lora del Río.

Más de 200 familias de Lora del Río , que forman la cooperativa de viviendas protegidas El Maizal, sufren una pesadilla desde 2003 por el bloqueo de sus casas. Los cooperativistas se muestran indignados, engañados y humillados por parte de un Ayuntamiento del que aseguran ha jugado con sus ilusiones, ya que todo lo que les prometió y anunció ha quedado finalmente en nada y, por tanto, sus viviendas no se pueden construir.

Pedro Torres Ferreira es el presidente de la sociedad cooperativa El Maizal, quien relata el sentir tanto de su familia como del resto de cooperativistas: "La verdad es que después de ocho años de lucha por nuestras casas nos sentimos maltratados por parte del Ayuntamiento de Lora del Río. No entendemos cómo un proyecto tan importante para el pueblo, de más de 30 millones de euros, se encuentre paralizado".

Movilizaciones. Sobre la construcción de las viviendas, Torres hace no mucho tiempo era optimista y explica el porqué: "Llevamos ocho años trabajando en esto, pero los últimos cuatro lo hemos hecho de forma conjunta con el Ayuntamiento y hemos evitado desde el consejo rector de la cooperativa que muchas personas que están inscritas en esta promoción se fueran directamente a buscar al alcalde y a los concejales para pedirles explicaciones por lo que está pasando con el bloqueo de las viviendas".

Pero lo que ha ocurrido es que nos han estado engañando durante todo este tiempo. "En mayo del año pasado celebramos una asamblea general en la que invitamos al alcalde, Francisco Javier Reinoso (PSOE ), porque ya teníamos una licencia de obra, pero faltaba la estación depuradora de aguas residuales (EDAR), y el regidor, delante de todos los presentes, nos dijo que no había ningún problema, porque ellos tenían un documento de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por el cual nosotros podíamos tener licencia de primera ocupación ya que se podía seguir vertiendo los residuos al río. Pero a la hora de la verdad este documento no existe", se lamenta Pedro Torres.

Tras lo sucedido, el presidente de El Maizal afirma que "la indignación de los cooperativistas es total y es lo que nos ha llevado a realizar movilizaciones".

Torres Ferreira asegura que van a por todas, sobre todo en lo que consideran tres temas fundamentales que tienen pendientes con el Ayuntamiento. "Por un lado sabemos que la EDAR no se va a construir porque no hay dinero para ello; por otra parte necesitamos algún documento que nos permita, una vez tengamos nuestras casas, el poder verter aguas residuales al río; y, por supuesto, la retirada del embargo que nos ha supuesto el no poder pagar las tasas de licencia de obras que nos ha impuesto el Ayuntamiento, que ascienden a 1.425.000 euros".

Este último tema es la última gota que ha colmado el vaso, "puesto que han calculado mal las tasas, ya que sólo nos tenían que haber pasado las de la primera fase, que es la que se va a construir", explica Torres, quien pide al Ayuntamiento que reconsideren la situación, "ya que lógicamente si no tenemos el préstamo para construir cómo vamos a hacer frente a este pago". Pero añade, que su sorpresa ha sido mayor porque no sólo no rectifican sino que además nos mandan a dos funcionarios del OPAEF -organismo provincial de Asistencia Económica y Fiscal -para embargar una de las cuentas que posee la cooperativa.

Esta situación, se queja el presidente de la cooperativa El Maizal, sólo obedece a una falta de humanidad, "fundamentalmente porque conocen en la situación en la que nos encontramos, y esto es lo que más nos duele".

A partir de ahora estos cooperativistas van a iniciar una serie de acciones reivindicativas, porque están seguros de que tarde o temprano van a tener sus casas. Torres apostilla queremos poner fin a esta pesadilla y finalmente tener nuestras viviendas.

  • 1