sábado, 20 abril 2019
23:13
, última actualización

Ordenan prisión para el hombre que apuñaló a su mujer en Tomares

Se espera que sea dado de alta en el hospital, donde ingresó tras intentar suicidarse, para su encarcelamiento.

el 12 dic 2013 / 14:43 h.

Un juez de Sevilla ha ordenado el ingreso en prisión del hombre de 45 años de edad que fue detenido el pasado día 8 de noviembre por apuñalar supuestamente a su mujer en la vivienda que ambos compartían en una urbanización del municipio de Tomares, tras lo que intentó suicidarse tirándose por el balcón del inmueble, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación. Aunque el juez ha decretado su encarcelamiento, el pregunto agresor se encuentra ingresado en el área penitenciaria del Hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense después de haber sido sometido a una operación de pelvis, por lo que se espera que sea dado de alta para ejecutar la decisión judicial. El suceso tuvo lugar a las 3,16 horas del pasado 8 de noviembre, cuando varias llamadas de vecinos alertaron de gritos de una mujer procedentes de una casa unifamiliar ubicada en el número 8 de la calle Fuente Manzana de la urbanización Fuente Aljamar de Tomares, ubicada frente a la jefatura de la Policía Local. Según los primeros datos, el hombre habría apuñalado con un arma blanca a su mujer de 50 años en una refriega en la que también resultó herida superficialmente la hija de 14 años de la pareja, tras lo que el presunto agresor intentó suicidarse saltando por el balcón de la vivienda. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local y efectivos de los servicios sanitarios del 061, que trasladaron a la mujer al Virgen del Rocío y tanto a su hija como al presunto agresor, que fue hallado en el exterior del inmueble inconsciente pero con respiración, al Hospital San Juan de Dios de Bormujos. El Equipo Mujer-Menor (Emume) de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla se encargó de la investigación de los hechos, que inicialmente fueron clasificados como un presunto caso de violencia de género en el ámbito familiar. Hay que recordar que el supuesto agresor no había sido denunciado de manera previa ni contaba con ningún tipo de medida cautelar, como por ejemplo una orden de alejamiento respecto a las víctimas.

  • 1