martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Local

Paciencia para fichar un ‘crack’

“Tenemos la obligación de ilusionar a nuestra afición; habrá posibilidades hasta que se cierre el mercado”, asegura Guillén.

el 16 jun 2012 / 12:02 h.

TAGS:

-->-->-->

El Betis 2012-13 sólo tiene por ahora un par de caras nuevas, las de Salvador Agra y Rubén Pérez, y unas cuantas bajas: Isidoro, Jefferson Montero, Ustaritz... Pero todavía queda mucho tiempo para que comience la temporada y por tanto hay un amplio margen para que la plantilla dé ese salto cualitativo del que tanto hablan en Heliópolis. Para darlo, eso sí, se antoja imprescindible uno de esos fichajes que ahora se denominan mediáticos. Es decir, un futbolista de campanillas, que dirían los clásicos. Lo que el verano pasado fue el paraguayo Santa Cruz, vamos. Y el club verdiblanco, según su presidente, casi se siente en la obligación de satisfacer esa demanda. Pero sin prisas, por supuesto.

"En la medida de nuestras posibilidades tenemos la obligación de ilusionar a nuestra afición", reconoció ayer Miguel Guillén en un acto en el estadio. "El fichaje más mediático del año pasado fue Roque Santa Cruz y fue de los últimos en venir, si no el último. Hasta que se cierre el mercado, siempre habrá posibilidades de que llegue un futbolista que ilusione a la afición", añadió el dirigente bético. La paciencia, además, es inseparable de la carestía económica que manda hoy en día en el Betis:_"Hay que hacer virguerías con el presupuesto tan limitado que tenemos para atender a la plantilla y traer jugadores ilusionantes. Hay que buscar el equilibrio entre todas las cosas para que la afición disfrute con su equipo con el salto cualitativo que buscamos", explicó.

Ese equilibrio es francamente complicado, ya que el presupuesto del que dispone la dirección deportiva para hallar otro filón tipo Santa Cruz no es esperanzador. En total, el Betis dispone de 20 millones para fichajes, salarios y rescisiones. Eso deja para traspasos una cantidad similar a la del pasado verano, entre 2 y 3 millones. La operación del paraguayo, por ejemplo, costó un total de 1,4 millones, la mayoría para el futbolista y otro buen pico para el Manchester City por la cesión. De ahí que la prioridad, antes de que el mercado dé alguna tregua o ganga o como se quiera llamar, pasa por jugadores que terminan contrato y cesiones.

Por cierto, hablando de Santa Cruz, reiteró el presidente del Betis que su llegada depende sólo del City. "El Betis tiene poco que hacer o decir al respecto. El jugador sabe lo que el Betis piensa de él y el Betis sabe lo que el jugador quiere. El City no tiene prisa por tomar una decisión al respecto. Sería una irresponsabilidad por parte de la secretaría técnica no moverse contemplando la posibilidad de que al final Roque no acabe en el Betis", dijo Guillén. En otras palabras, el club busca otro delantero por lo que pueda pasar.

iriney se va poco a poco. El dirigente verdiblanco también dio otro paso hacia el adiós definitivo a Iriney, días después del fichaje de Rubén Pérez. "Es cierto que juega en la misma posición que Iriney. Iriney, muy a nuestro pesar, rechazó la oferta de renovación, que no podemos revisar al alza por mucho que nos gustara porque es un símbolo de nuestra institución. Aunque todavía hay tiempo", aclaró.

Otro brasileño, Paulao, sí está más cerca, aunque su llegada definitiva lleva siendo inminente desde hace varias semanas. "Hay avances, no paran las negociaciones en ese sentido. No depende 100% de nosotros, pero confiamos plenamente en que pronto Paulao será parte de esta plantilla. Fecha límite no hay y por supuesto que se buscan otras alternativas. No podemos estar a expensas de una decisión que no depende de nosotros", explicó.

  • 1