sábado, 19 enero 2019
15:07
, última actualización
Economía

"Para abril o mayo el aeropuerto tendrá un 55% más de superficie comercial"

Jesús Caballero es director del aeropuerto de San Pablo desde junio de 2013.

el 02 nov 2014 / 13:00 h.

TAGS:

Jesús Caballero está al frente del aeropuerto. / José Luis Montero Jesús Caballero está al frente del aeropuerto. / José Luis Montero El 15 de junio de 2013 aterrizó en San Pablo el nuevo director, Jesús Caballero (Granada, 1981), tras tres años y ocho meses en el aeropuerto de Melilla. Este ingeniero superior aeronáutico, máster en Dirección y Administración de Empresas (MBA) por la Cámara de Comercio de Málaga y con el Programa de Desarrollo Directivo del IESE, se incorporó a AENA en junio de 2008, en el aeropuerto de Málaga, en la división de Servicios Aeroportuarios, como técnico de servicios. Sólo un año y medio después llegó a la dirección, primero de Melilla –desde noviembre de 2009– y, después, de Sevilla, aeródromo del que destaca su «gran potencial». Tras algo más de un año, encara ambiciosos proyectos para mejorar el servicio al pasajero, rentabilizar las infraestructuras de San Pablo y, sobre todo, conectar la capital hispalense «con el resto del mundo». ¿Qué objetivos se ha marcado para los próximos años? Hay varios retos: el primero es la captación del tráfico. Un hito importante a conseguir es reducir la dependencia con el tráfico nacional, lograr que más del 50 por ciento de nuestro tráfico sea internacional. Un hecho que nos hizo perder 1,2 millones de pasajeros desde 2011 hasta aquí fue la fuerte dependencia al tráfico nacional, el más castigado por la crisis. Estamos ocho puntos por encima de 2011 en cuota de mercado internacional, pero nos queda mucho por hacer. Hay que superar el 50 por ciento. Además, debemos aumentar la conectividad, que lo estamos haciendo ya con el vuelo de Iberia a Madrid a primera hora de la mañana y con el vuelo a Londres anunciado para abril de 2015 de British Airways. En aquellos destinos con capacidad para crecer, como Londres, lo estamos haciendo, incluso apareció una nueva compañía. No obstante, tenemos unas 30 o 35 ciudades con demanda a las que no estamos volando, no están cubiertas por las compañías, así que estamos trabajando para subsanarlo. ¿Cuáles son los destinos prioritarios a cubrir? Un ejemplo es el mercado alemán, que no está cubierto. Tenemos una colaboración muy buena con todas las administraciones y con el sector turístico para hacer una promoción intensa del destino en aquellos sitios donde detectamos que hay demanda. Ahí estamos volcando muchos esfuerzos. El Plan de Marketing también prevé captar los vuelos que llegan a Faro con pasajeros que tienen como destino la costa de Huelva o Cádiz. ¿Cómo va este trabajo? Sí, es otro objetivo. Huelva tiene un área de influencia importante que no habíamos captado. Estamos hablando con las instituciones onubenses y fruto de ello es el vuelo a Praga. ¿Y Estambul? Está dentro de nuestros objetivos, pero más a medio largo plazo. Da la sensación de que el Plan de Marketing avanza poco, ¿falta voluntad política o presupuesto? Sí avanza. Con la colaboración de todos, de la Junta, la Diputación, Prodetur, el Ayuntamiento de Sevilla, la Cámara de Comercio, las agencias de viajes, los hoteles… es un ejemplo de colaboración que nos lleva a un buen camino y al éxito. Además, AENA da incentivos a compañías que aumentan o ponen una nueva ruta, ya que no pagan la tarifa de pasajeros; si aumentan los viajeros de rutas ya existentes se bonifica un 75 por ciento y si aumentan los pasajeros en conexión se bonifica el 30 por ciento en la tarifa de pasajeros y seguridad. Son incentivos para fomentar el tráfico. Y con las nuevas rutas, ayudamos con un plan para promocionarlas. Se está consiguiendo ampliar destinos, pero los planes tienen una vigencia de tres o cuatro años. Vamos por buen camino, lo importante es que el destino tiene un potencial muy bueno, con una capacidad de crecimiento estupenda. ¿Se va a instalar en Fibes una oficina de facturación para que los congresistas puedan realizar el check-in con antelación? Sí, se podrá facturar en el Palacio de Congresos, los estudios están avanzados. Al aeropuerto no le cuesta más porque ya ofrecemos este servicio aquí, pero sí tendrá coste adicional para el pasajero. ¿Para cuándo podría estar este centro de facturación en Fibes? Podría estar a finales de 2015, pero no está en nuestra mano. Depende de la inversión que tienen que hacer ellos, el Palacio de Congresos. También trabajamos con Fibes y Sevilla Congress and Convention Bureau para atraer eventos. Mientras más conexiones tengamos con el resto del mundo, más fácil le resultará a ellos captar congresos. ¿El vuelo a Madrid a primera hora tiene como objetivo competir con el AVE? Más que competencia con el AVE es complementario. Era nuestro primer objetivo del plan para mejorar la conectividad. Empezó el pasado 27 de octubre y posibilita que el viajero tenga conexión en Madrid con 200 destinos. Era importantísimo para el aeropuerto y la ciudad. El 25 por ciento de nuestros pasajeros es de negocio y es un segmento muy demandado. Con una sola parada pueden venir a Sevilla viajeros de todo el mundo, algo importante para la organización de congresos. Es un vuelo que funciona bien. Además del aumento del tráfico, ¿que otros objetivos se marcó para mejorar el aeropuerto? Mejorar los servicios al pasajero es uno de los objetivos principales. Según las encuestas, el viajero nos sitúa en el tercer puesto de los aeropuertos de entre dos y cinco millones de pasajeros, pero tenemos una lista de mejoras. Por ejemplo, en el parking. El nivel de ocupación aumentó 28 puntos desde enero a agosto y la satisfacción del cliente mejoró. Ahora tenemos un producto de 4,5 euros por día y 35 o 40 euros para larga estancia para adaptarnos al mercado y captar más clientes. El mes que viene empezamos las obras para ampliar un 50 por ciento la capacidad del filtro de seguridad de los pasajeros, modernizaremos los equipos y habrá varias fases. La obra tiene un presupuesto de algo más de 46.000 euros. También aumentaremos un 55 por ciento la superficie comercial del aeropuerto, pasando de 8 a 11 puntos de venta con la remodelación de la zona de embarque tematizada y un working place para poder trabajar allí. ¿Cuándo abrirán estos bares y tiendas? Los concursos están abiertos, saldrán a licitación a final de año. La idea es que para abril o mayo, antes de la temporada alta de verano, esté ya en marcha esta nueva zona comercial con tiendas y restauración. También mejoraremos la iluminación. ¿Para cuándo la sala VIP? Aumentó el viajero de negocio con el primer vuelo a Madrid, así que esperamos abrir la sala VIP lo antes posible. San Pablo tiene capacidad para ocho millones de viajeros, así que hablar de ampliación no tiene sentido, ¿no cree? No tiene sentido en absoluto. En 2013 cerramos con 3,7 millones de pasajeros, con infraestructuras para absorber ocho millones. Ahora estamos volcados en sacar más rendimiento a estas infraestructuras. ¿Prevé ampliar los horarios? No se prevé porque se adaptó a la demanda. El tráfico principal es europeo y los aeropuertos de Europa cierran por la noche. Abrimos a las 6.30 y cerramos a la 1. Sí abrimos 24 horas en eventos extraordinarios. ¿Deben mejorar las conexiones con la ciudad? El autobús hace muy buen servicio, se ha mejorado con otra parada en llegadas y trabajamos con Tussam mano a mano para adaptar la frecuencia al horario de los vuelos. Y con los taxis, lo bueno es la tarifa plana, está funcionando bien (entre risas). Cuanto mejor esté conectado un aeropuerto con la ciudad, mejor. Estamos sólo a diez kilómetros del centro y es una ventaja. JESUS CABALLERO - DIRECTOR DEL AEROPUERTO DE SEVILLA "Los datos apuntan que el número de pasajeros seguirá creciendo" El aeropuerto remonta. O eso dicen los datos. Tras más de dos años de pérdidas de pasajeros, por fin se están recuperando. Sólo falta saber cuándo se igualará el récord de 2011 provocado por la apertura de la base de Ryanair. ¿Los datos de la temporada de verano marcan un punto de inflexión? Como sabe, la temporada de verano arranca en abril y acaba el último fin de semana de octubre. A falta de cerrar las estadísticas de este último mes, el aeropuerto de Sevilla ha tenido la mejor temporada estival desde 2011, tanto en número de destinos –han sido 40– como por el crecimiento en la cifra de pasajeros: entre abril y septiembre de este año, han pasado por nuestras instalaciones más de 2,2 millones de pasajeros, lo que supone un incremento de casi el 10 por ciento en relación con el mismo periodo de 2013. Los datos hasta septiembre reflejan un acumulado positivo con un incremento del 4,5 por ciento de pasajeros, y del 3,5 por ciento en número de aviones. Son unos datos optimistas. Abril fue el primer mes, después de 27 meses, que empezamos a subir, fue el punto de inflexión. Tenemos los mejores datos desde 2011, cuando el aeropuerto registró récord de pasajeros rozando los cinco millones. Entonces, espera una buena temporada de invierno y un buen 2015. El número de asientos ofertados por las compañías aéreas suben un 5,2 por ciento respecto a la misma temporada del año anterior. Lo bueno es que en el ámbito internacional suben todos nuestros mercados y desde 2011 por primera vez suben los asientos ofertados en el mercado nacional. Hemos iniciado la tendencia de crecimiento este año, pero hay que ser prudentes porque dependemos mucho de la coyuntura económica, de cómo evoluciona el mercado europeo porque el 42 por ciento de nuestro tráfico es de Europa. Con todo, los datos apuntan a que seguiremos en la línea de crecimiento en 2015. Se critica mucho en la ciudad, sobre todo por el sector turístico, la dependencia del aeropuerto de las compañías de low cost. Los aeropuertos y los destinos se adaptan a la demanda. Más del 80 por ciento son de bajo coste, aunque esta tendencia va cambiando y muchas tienden a ofrecer mejores servicios y más productos. Aquí han dado muy buen producto, asequible al bolsillo del viajero de nuestra área de influencia. Es la ley de la oferta y la demanda. Son bienvenidas todas las compañías. ¿Habrá novedades en invierno? No cambia el número de destinos, pero aumentan las frecuencias a ciertos mercados. Hay más oferta de asientos para Londres, Lisboa, Ámsterdam, Mallorca, Madrid, Barcelona… Las compañías aumentan frecuencias a esos destinos por la buena ocupación, porque hay rango de crecimiento. Se afianzan los mercados que van bien y no perdemos destinos. ¿Es San Pablo un aeropuerto demasiado estacional? Este aeropuerto no es tan estacional como otros que sí son mucho más turísticos. En invierno mantenemos muchos destinos importantes, como el francés, el de Londres, los destinos italianos y el de Ámsterdam.

  • 1