Pequeños grandes cocineros en Dos Hermanas

150 alumnos de Infantil participaron en la I edición del concurso Littlechef organizado por el colegio Entreolivos para fomentar la alimentación saludable.

el 25 ene 2015 / 12:00 h.

Los pequeños esperan su turno para ponerse manos a la obra. / El Correo Los pequeños esperan su turno para ponerse manos a la obra. / El Correo Para ser un buen cocinero, más allá de conocer las técnicas culinarias adecuadas, hace falta poner cariño y ganas en lo que se hace. Y eso es lo que se respiraba entre los pequeños participantes de la primera edición del concurso Littlechef, celebrado en la mañana del sábado en el colegio Entreolivos con el objetivo de fomentar la alimentación saludable entre los alumnos de Infantil. Una brocheta de frutas muy saludable. / H. P. Una brocheta de frutas muy saludable. / H. P. Un total de 150 niños de entre 3 y 6 años se enfundaron los mandiles y participaron en esta iniciativa, en la que tanto ellos como sus padres disfrutaron de la mañana en el comedor del centro educativo, donde no hicieron falta fogones para ser testigos de la creatividad de estos pequeños grandes cocineros. Porque las bases del concurso especificaban que no eran necesarios ni electrodomésticos ni fuentes de calor que pudieran resultar peligrosos para los alumnos. Así, los participantes pudieron elegir entre preparar recetas de postres o meriendas, aportando los ingredientes y utensilios de cocina necesarios para su elaboración y presentación. Y es que era de vital importancia realizar platos vistosos, ya que los ganadores fueron elegidos por un jurado profesional, compuesto por el restaurador Ignacio Vidal, el chef Daniel Ortiz, y la técnico en Pastelería y Repostería Victoria Rosas-Cobo que valoró, entre otros aspectos, la creatividad, la presentación y la degustación. Un bizcocho reconvertido en tren. / H. P. Un bizcocho reconvertido en tren. / H. P. Y no lo tuvieron nada fácil, porque los pequeños, en un tiempo determinado para cada categoría –3, 4 y 5 años–, hicieron auténticas obras de arte convertidas en recetas. Frutas como piñas, naranjas, fresas, manzanas, y dulces como bizcochos, tartaletas o chocolate pusieron la nota colorida a los 150 platos que, bajo la atenta mirada de los familiares, prepararon estos Littlechefs. El concurso sirvió, además, para desmentir la creencia de que los mejores cocineros son hombres, ya que las tres ganadoras del certamen fueron niñas. La vencedora de la categoría de 3 años, Casilda Herrero, elaboró unas brochetas de verduras con salsa al pesto, mientras que su compañera de 4 años, Miriam Rojo, realizó una cesta de patatas pajas con huevos rellenos en forma de pollitos saliendo del cascarón. Por su parte, Estefanía Garduño, la ganadora de 5 años, hizo unos chupachups de bizcocho decorados con sirope de fresa y fideos de chocolate. Unos platos que les permitieron alzarse con un lote de utensilios y un lote de galletas y chucherías. No obstante, todos los participantes recibieron un diploma acreditativo además de una bolsa con golosinas, de la mano de la directora del centro, Carmen La Casa, para hacer aún más dulce la jornada en la que jugaron a ser chefs. Porque, indudablemente y a tenor de los numerosos programas televisivos relacionados, la cocina está de moda, y quién sabe si alguno de estos niños querrá dedicarse a la restauración profesionalmente. Pero mientras llega ese día, el colegio Entreolivos les brindó una oportunidad de oro para familiarizarse con el arte culinario.

  • 1