domingo, 24 marzo 2019
18:28
, última actualización
Deportes

PNB acusa al Consejo bético de mentir sobre lo ocurrido en la Junta de Accionistas

La agrupación de béticos de base Por Nuestro Betis ha hecho público un comunicado en el que acusa de faltar a la verdad al consejo de administración del Betis sobre lo acontecido en la última junta de Accionistas.

el 04 ene 2010 / 13:11 h.

"El Consejo de Administración del Real Betis Balompié falta  a la verdad de manera vergonzosa en su comunicado sobre la junta general de accionistas", empieza diciendo la nota de PNB. "Los incidentes fueron provocados por los invitados de dicho Consejo, quienes, desde el inicio de las intervenciones de los accionistas, intentaron, con gritos e improperios, coartar el derecho de expresión de éstos, e impedir las críticas a la gestión del sr Lopera, y de su nefasto consejo de administración", continúa.

La nota dePNB en cuestión es la siguiente:

-->--> -->

"No tuvieron suficiente el Sr. Lopera y su Consejo de Administración con la vergüenza de la Junta del año 2.007, para que, dos años después, volvieran a provocar una situación cuyo fin era la de evitar las críticas a la deplorable gestión de la sociedad. Otra vez, y excusándose en unas invitaciones, metió en el salón donde se celebraba una Junta de Accionistas, a un número de afines como invitados que, pese a que no pueden hablar ni intervenir, se dedicaron, desde la primera intervención crítica de un accionista, a interrumpir el discurso con gritos, cuando no, y desde la cercanía a los accionistas, ir provocando incidentes que iban enturbiando y alterando el ambiente de la Junta.

Tenemos que recordar que la potestad, y por tanto, la responsabilidad de la asistencia de invitados recae exclusivamente en el presidente de la asamblea, en este caso el Sr. León, y por ello no cabe sino preguntarle directamente, ¿Qué se persigue con la asistencia de esos invitados? ¿Por qué, como en cualquier otra sociedad normal no se les expulsa al primer incidente?  ¿Se trata de un ejercicio de mala fe, o simplemente somos testigos una vez más, de la total incompetencia del señor presidente, el colocar a la misma altura los derechos de los accionistas y los de unos invitados?

 Por todo ello resulta  indecente, y "a la misma vez" estúpido, acusar a los accionistas de provocar los incidentes, ya que, como en derecho les corresponde como propietarios de la sociedad anónima deportiva, lo que éstos hicieron fue expresar sus críticas y malestar por la gestión de la sociedad.  Entérense, señores del Consejo, que, al menos, siempre nos quedará el derecho a poner en solfa y a expresar, con el limite de la educación como así se hace, nuestro parecer, y para nada en el ánimo el querer enturbiar la celebración de una Junta de Accionistas, Junta por cierto donde el Consejo presentaba los "enormes éxitos" alcanzados en su gestión de la sociedad.

Y es que de esos "éxitos" del actual Consejo de Administración del Real Betis Balompié, S.A.D., Por Nuestro Betis quiere destacar los siguientes:

1º) Descenso a la Segunda División del fútbol español que, aunque no se incluyera en el Informe de Gestión del Ejercicio, ni se mencionara en la Junta, el hecho, sin asunción de responsabilidades y consecuencias por parte del Consejo, es que el Real Betis Balompié milita este año en la Segunda División.

2º) Pérdidas económicas en el pasado ejercicio, antes de impuestos, de 21 millones de euros; en los dos últimos ha perdido más de 38 millones de euros. Los Fondos Propios de la sociedad han bajado un 57 % en estos dos últimos ejercicios, hasta los 20 millones de euros. 

3º) La deuda bruta reconocida de la sociedad sube hasta los 66 millones de euros, casi 87 millones con los importes de los litigios fiscales no reconocidos en cuentas.

4º) La absoluta incapacidad del Consejo en procurar los ingresos que el Real Betis puede obtener, con una diferencia brutal en comparación con los equipos de fútbol de su nivel, afición y repercusión; la presentación de unos presupuestos imposibles de cumplir.

5º) La desviación de la Tesorería a otra empresa instrumental,  los continuos litigios fiscales, la deuda con Hacienda, la reconocida y la no reconocida, por lo que la sociedad tiene avales y otras garantías presentadas a favor de la Hacienda Pública por casi 32 millones de euros, aunque solo se reconozca en cuentas una deuda con la administración tributaria de 18 millones de euros.

6º) El ocultamiento de información a los accionistas, tales como los costes reales de las compras de los jugadores, el detalle de las cuentas acreedores y deudores, los saldos medios de las cuentas corrientes, así como la aparición, en este ejercicio, de pasivos no contemplados en cuentas con Encadesa y Tegasa llevados como corrección de errores contra las Reservas de la sociedad.

7º) La incapacidad de reconocer errores, enrocándose en posiciones de auténtico autismo ante los problemas deportivos, económicos, institucionales y sociales que conducen al Real Betis hacia el precipicio, bordeando incluso el ridículo cuando, públicamente, manifiestan que su gestión y situación económica son envidiables, y envidiadas por la elite del fútbol europeo.

En la Junta General de Accionistas, Por Nuestro Betis hizo llamamientos a la reflexión al Consejo de Administración, pidiendo desde el beticismo de todos, un esfuerzo para salir de esta situación de fracaso total del Real Betis Balompié, pero, a la vista, de los hechos sucedidos y de la posición intransigente del Sr. Lopera, y los que aún le siguen moviendo el agua, solo nos queda esperar que más pronto que tarde, aquellos que están escribiendo la parte más vergonzosa de los cientos dos años del Real Betis, pasen a lo más profundo del armario de nuestra historia".

Viva el Betis.

Junta Directiva de Por Nuestro Betis.

 

 

 

 

  • 1