domingo, 17 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

Quemar el último cartucho

Si no hay acuerdo hoy, el Gobierno impondrá la reforma laboral por decreto

el 08 jun 2010 / 20:57 h.

TAGS:

Gobierno, sindicatos y patronal tendrán esta tarde la última oportunidad para pactar la reforma laboral y evitar, así, que el Ejecutivo de Zapatero la apruebe la semana próxima por real decreto. Las posturas están muy distantes, y el acuerdo se da por imposible a tenor de las manifestaciones de las partes, a las que se suman las presiones que en este sentido recibe España de sus socios comunitarios.

Está previsto que se reúnan el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, con el patrón de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y los líderes de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez. Si no hay acuerdo, el Gobierno empezará desde el jueves a negociar su propuesta de reforma laboral con los distintos partidos políticos, según indicaron fuentes gubernamentales.

El plazo que ha fijado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para debatirla con los partidos, siempre que no haya habido acuerdo con los agentes sociales, es hasta el Consejo de Ministros del miércoles 16.

Al respecto, Corbacho afirmó ayer que ve "difícil y complicado" que haya pacto con CEOE, CCOO y UGT e incidió en que hoy es la última oportunidad. No obstante, insistió en la "firme voluntad" del Gobierno para encontrar un acuerdo con los agentes sociales, que, recordó, debe servir para "facilitar" la salida de la crisis.

En esta línea, el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, señaló que veía "muy incierto" el pacto con sindicatos y empresarios, aunque señaló que se agotará el plazo para propiciar ese encuentro.

En previsión de que el Ejecutivo apruebe una reforma "lesiva" contra los empleados, CCOO inició el viernes pasado los preparativos para convocar una huelga general, para la que ni el sindicato de Fernández Toxo ni el de Méndez ponen fecha, aunque se baraja el 30 de junio.

"Siempre hay alguna posibilidad mientras la mesa siga abierta e incluso más allá del cierre de la mesa, lo hemos vivido en otras ocasiones", dijo ayer Toxo, quien, a renglón seguido, mostró su decepción por los comportamientos del Gobierno y la patronal en las negociaciones.

"No estoy en absoluto satisfecho con la CEOE, que además por sus cuitas internas y la situación de Díaz Ferrán con sus empresas está dificultando que haya avances en la negociación".

Por su parte, Méndez censuró que "el enfoque patronal y también el de parte del Gobierno" no sea tanto el de resolver los problemas de la economía real como el de contentar a los mercados financieros.

Sobre las conversaciones con los partidos, ERC dijo que la apoyará si fomenta la contratación indefinida, dificulta la temporal y da mas "oxígeno" a la negociación colectiva. CiU condicionó su apoyo a que haya una verdadera negociación.

  • 1