sábado, 15 diciembre 2018
00:19
, última actualización
Local

Roca presenta un ERE temporal

Afecta a casi 1.200 empleados de sus fábricas de Alcalá de Guadaíra, Gavá y Alcalá de Henares.

el 26 oct 2011 / 10:38 h.

TAGS:

Manifestación de los trabajadores de Roca por las calles de Alcalá.
Roca ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) de suspensión temporal de los contratos en sus centros de Gavà (Barcelona), Alcalá de Henares (Madrid) y Alcalá de Guadaira (Sevilla), ha informado este miércoles la compañía, que ha precisado que en el caso de Alcalá de Guadaíra el ERE suspensivo se aplicará en 2012 y afectará a 235 trabajadores, la totalidad de la plantilla de producción de la fábrica.


Fuentes de la empresa han explicado a Europa Press que en el caso de Alcalá de Guadaíra, hasta 2012 no se empezará a aplicar, se verá afectado todo el personal de producción y en este caso el ERE durará dos meses.

Asimismo, las fuentes han indicado que este miércoles se ha comunicado la presentación de este ERE a cada comité de empresa y se les ha explicado que se deberá negociar con cada centro. No obstante, las fuentes han apuntado que en el caso de Alcalá de Guadaíra "por el momento se desconoce la fecha de inicio del expediente y no hay fecha concreta" de aplicación, algo que se deberá determinar en las conversaciones con los sindicatos.

De esta forma, según indica la empresa en una nota, la suspensión temporal de empleo empezará en diciembre en la factoría de Alcalá de Henares, afectará a 371 personas y tendrá una duración máxima de cuatro meses en el periodo de un año.

En las fábricas de Gavà y Alcalá de Guadaira, la suspensión tendrá una duración de dos meses y se aplicará durante 2012, afectando a 587 y 235 empleados, respectivamente.

MOTIVOS ECONÓMICOS

Roca ha notificado este miércoles a los respectivos comités de empresa de estos tres centros la presentación de un ERE de suspensión temporal de empleo y ha explicado que esta medida se ha tomado "ante la continua desaceleración que el sector de la construcción en España viene arrastrando desde 2007, que se ha agudizado de forma drástica durante los años 2008, 2009 y 2010, y que aún ha seguido empeorando en el presente año".

Han recordado que los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España "se situaron en 50.209 en los primeros siete meses de 2011, lo que supone un descenso del 13 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior (57.745)".

Asimismo, han agregado que "sólo en julio de este año se visaron 7.220 viviendas, un 11 por ciento menos que en el mismo mes de 2010 y un 16 por ciento menos que en junio de este año".

"Estos niveles de construcción siguen la línea descendente de los visados para obra nueva habidos en el 2010, que cayeron un 17,3 por ciento respecto al 2009, o la de los años 2009 y también 2008 cuando mostraron desplomes, en ambos años, de cerca del 60 por ciento anual", han apuntado, citando datos oficiales.

Esta "constante" disminución del mercado de viviendas y el "estancamiento" de la rehabilitación provocan un "continuo descenso" de las ventas de Roca en España.

Asimismo, la empresa ha agregado que "a pesar de que desde las plantas de producción de Roca en nuestro país se exporta hacia los mercados europeos cerca del 30 por ciento de su producción -sobre todo productos de alto valor añadido-, las ventas en esta área también están viviendo una ralentización debido a la importante crisis económica y financiera que está sumida gran parte de Europa".

Por ello, la empresa indica que "con esta suspensión temporal Roca pretende reducir los programas de fabricación y ajustarlos a las necesidades de ventas del presente y del futuro inmediato", aunque ha precisado que la compañía iniciará un periodo de consultas con los comités de empresa para poder llevar a cabo la medida.

Roca cerró en 2010 con una cifra de negocio de 1.498 millones de euros, lo que representó un incremento del 5,5 por ciento respecto al ejercicio anterior, aunque las ventas del grupo en el mercado español se situaron en 332 millones de euros, lo que representó un nuevo descenso del 17,2 por ciento respecto a 2009, y que se añade al sufrido en 2009, que fue del 32,3 por ciento respecto a 2008.


  • 1