sábado, 16 febrero 2019
20:02
, última actualización
Cultura

Salvador Ortiz debuta con 'Cera de Babilonia'

el 24 may 2010 / 19:18 h.

Una regresión accidental ocurrida durante una sesión de hipnoterapia es el detonante de la trama de Cera de Babilonia (editorial Alhulia), la primera novela de Salvador Ortiz, un joven sevillano que compagina sus estudios de Publicidad y Relaciones Públicas con su trabajo como guionista para televisión y diseñador gráfico.

Cristian Campos, protagonista del libro e hipnoterapeuta, somete a uno de sus pacientes a una regresión para dejar el vicio del trabajo. En pleno proceso, el paciente comienza a hablar en lenguas muertas y narra con todo lujo de detalle una situación acaecida en pleno siglo XVIII. Este hecho conduce a Cristian hasta una agencia secreta amparada por la propia Iglesia.

“La idea se me ocurrió hace mucho tiempo, con 18 o 19 años. Poco a poco la fui madurando hasta que decidí tomármelo en serio y ponerme escribir hace aproximadamente un año y medio”, declara Ortiz.

“La novela –continúa– gira en torno a una pregunta que siempre ha estado en mi cabeza: ¿qué convierte a una persona en genio?, ¿por qué algunas personas nacen con una cualidad innata y otras no?”.

La novela tiene matices fantásticos pero son tan reales y están tan integrados en nuestro día a día que sería erróneo decir que se trata sólo de una novela de ciencia ficción.
El argumento está lleno de mensajes sobre el sacrificio, la evolución y lo importante de ser sincero con uno mismo. “El tema principal es el sacrificio, la superación y la consecución de los sueños”, explica el autor, que se confiesa gran admirador de Arturo Pérez-Reverte.

  • 1