sábado, 15 diciembre 2018
11:22
, última actualización
Local

Santa Ana expondrá su patrimonio en 2016 por su 750 aniversario

La parroquia más antigua de Triana prepara un programa de actos con conferencias y cultos.

el 26 jul 2014 / 10:00 h.

TAGS:

Imagen de archivo de un concierto de la Banda Municipal en el interior de la iglesia de Santa Ana. / J. M. Cabello Imagen de archivo de un concierto de la Banda Municipal en el interior de la iglesia de Santa Ana. / J. M. Cabello

Aunque no hay unanimidad entre los historiadores sobre su fecha de construcción exacta, siguiendo la copia de la crónica original que recoge un pergamino de 1861 enmarcado en la capilla del Calvario, la Iglesia de Santa Ana comenzó a edificarse en 1266, siendo la primera iglesia católica no levantada sobre una sinagoga o una mezquita tras la Reconquista de la ciudad. En 2016, por tanto, cumplirá 750 años y la intención es celebrarlo por todo lo alto con un programa de actos, aún por concretar definitivamente, pero que incluirá una exposición de su rico patrimonio y sus últimas restauraciones, conferencias, la edición de un libro y por supuestos cultos extraordinarios entre los que no se descarta una salida procesional extraordinaria de su titular.

Así lo trasladó a la feligresía José María Rubio, miembro del consejo parroquial, el jueves al término de la novena a Santa Ana, cuando se presentó también el logotipo ganador del concurso organizado para elegir el emblema que se utilizará durante los actos del 750 aniversario, que se desarrollará desde la festividad de Santa Ana de 2016 hasta la misma fecha de 2017. El diseño elegido ha sido realizado por el joven artista José María García Vera y el mismo recoge, como era requisito, el lema de la parroquia Anna, Radix Ubérrima.

Rubio explicó ayer a este periódico que se ha nombrado una comisión organizadora de los actos, que aún no están concretados, si bien entre las iniciativas que se barajan está la celebración de una exposición del patrimonio de la parroquia en el templo, que incluirá pinturas, orfebrería y el recorrido por las últimas restauraciones realizadas como la de los frescos del siglo XVIII de la capilla de San Francisco o los pináculos del techo; la edición de un libro sobre su historia, sus obras artísticas, su música y su vinculación al rey sabio Alfonso X, quien mandó construir la iglesia para agradecer a la madre de la Virgen María su intercesión en una dolencia del ojo.

Además, está prevista la celebración de conferencias en torno a esta larga historia de la parroquia y la devoción a Santa Ana en Triana, así como el desarrollo de cultos extraordinarios en los que «cabe la posibilidad de una salida extraordinaria», según reconoció Rubio, como la celebrada en 1972 con motivo de la culminación de una importante restauración del templo. En 2001 también salió para conmemorar el tercer milenio del nacimiento de Cristo, nieto de la Señá Santa Ana, como se la conoce en el barrio.

La iglesia de Santa Ana es una de las parroquias más antiguas de Sevilla. Antes en el antiguo arrabal existió una pequeña parroquia en el Castillo de San Jorge si bien desde su construcción, Santa Ana se convirtió en centro de la religiosidad popular hasta el punto de que hasta mediados del siglo XIX, cuando el antiguo puente de barcas fue sustituido por el actual de Isabel II, las hermandades de Triana realizaban su estación de penitencia a este templo, conocido aún hoy como la Catedral de Triana.

En sus más de siete siglos de historia, la planta del edificio ha sufrido varias remodelaciones ya que originariamente era de estilo románico-mudéjar si bien hoy solo la parte central y la cabecera son de este estilo. Posteriormente ha sido varias veces ampliada y reformada, especialmente tras el terremoto de Lisboa del siglo XVIII, cuando sufrió importantes daños, sobre todo en la torre. Esa es la causa de que la base de la misma ya no sea mudéjar como tampoco lo es que la puerta principal de la Sagrada Familia, sí lo son las laterales, que son las entradas más antiguas al templo trianero.

  • 1