miércoles, 24 abril 2019
15:46
, última actualización
Local

Sarkozy mantiene sus reformas a pesar del batacazo electoral

El presidente galo modificará el sistema de pensiones y prohibirá el uso del burka.

el 24 mar 2010 / 20:36 h.

TAGS:

Sarkozy, ayer, con el primer ministro, François Fillon.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, mostró ayer su determinación a proseguir su política de reformas, pese al batacazo electoral de su partido, la UMP, en las elecciones regionales del pasado domingo y pese a los efectos de la crisis económica.


"Debemos continuar con las reformas. Pararlas ahora sería arruinar los esfuerzos realizados. La crisis no va a incitarnos a frenar, sino a ir más lejos para construir un nuevo modelo de crecimiento", aseguró el presidente en un discurso televisado a la nación, su primera reacción a los comicios regionales. Ante los llamamientos de la oposición a cambiar de política tras la "desautorización" que supuso el resultado electoral, en el que la izquierda se impuso con el 54,1% de los votos frente al 35,4 de la derecha, Sarkozy aseguró que mantendrá "el rumbo".


El jefe del Estado respaldó a su Gobierno para continuar con el trabajo que queda por delante, después de la mínima reforma del gabinete anunciada el lu- nes. Sarkozy dijo que muchos galos no han visto los "efectos positivos" de las reformas emprendidas desde su llegada al Elíseo a causa de la crisis económica, lo que explica en parte la derrota del partido conservador en las urnas. Pero el presidente indicó que sería peor "cambiar de rumbo cediendo a la agitación propia del periodo electoral" por lo que pidió "sangre fría" a la hora de analizar la situación y "constancia" para proseguir con las reformas.


La principal de ellas en los próximos meses será la de las pensiones, que "no se aplicará por la fuerza" sino mediante la concertación entre los interlocutores sociales, al tiempo que garantizó que en seis meses adoptará "las medidas necesarias y justas" para "garantizar que las pensiones sean financiadas". El jefe del Estado descartó "toda subida de impuestos" porque minaría "la competitividad" del país y añadió que las políticas irán destinadas a la creación de empleo, por lo que prometió reducir las cotizaciones sobre el trabajo y la inversión y fomentar la inversión en innovación, investigación y universidad. "Es la única forma de proteger nuestros empleos, de conservar nuestras fábricas, de preservar a nuestros agricultores, nuestra vida, nuestra protección social", aseguró. El presidente dijo que se combinará con una protección social para "no dejar a nadie en la cuneta".


El presidente galo también anunció ayer la presentación de una ley para prohibir el velo islámico en el país, un prenda que es "contraria a la dignidad de la mujer". "El velo integral es contrario a la dignidad de la mujer. Mi respuesta es la prohibición del velo integral. El Gobierno presentará un proyecto ley de prohibición conforme a los principios generales de nuestro derecho", afirmó el jefe del Estado en una declaración televisada tras el Consejo de Ministros. Hasta ahora Sarkozy se había mostrado en contra del burka, del que dijo que "no es bienvenido en Francia", pero no había apostado claramente por prohibirlo por ley.

El presidente había asegurado que esperaría a las conclusiones de la comisión parlamentaria formada para estudiar la cuestión del velo integral antes de expresar su opinión. Los diputados se pronunciaron a favor de prohibir la prenda en los servicios públicos. El primer ministro se pronunció en favor de una resolución parlamentaria de condena al burka y de una ley de prohibición.

  • 1