jueves, 13 diciembre 2018
23:57
, última actualización
Economía

Sevilla pisa el acelerador: 21.149 coches vendidos en un año

La provincia supera la barrera de los 20.000 vehículos en un 2014 marcado por las ayudas del PIVE y unas mejores perspectivas económicas. Los concesionarios recuman optimismo para 2015.

el 03 ene 2015 / 09:00 h.

TAGS:

«2014 fue un año no espectacular, sino lo siguiente, para la venta de coches en general y para esta marca (Toyota) en particular». Sergio Romero es comercial de la red de concesionarios Nimo Gordillo en Sevilla. Con estas palabras, rezuma el optimismo que impregna al conjunto del negocio en la provincia. En efecto, más allá de hablar sólo de recuperación, los números certifican un robusto crecimiento que continuará en 2015 espoleado por dos claves: la prórroga de las ayudas públicas (vía PIVE pero también para la adquisición de vehículos eléctricos e híbridos) y el retorno de la confianza en la mejora de la economía. Un cliente observa los modelos en un concesionario de la capital hispalense. / DAVID ESTRADA Un cliente observa los modelos en un concesionario de la capital hispalense. / DAVID ESTRADA En concreto, las matriculaciones de turismos y todoterrenos sumaron 21.149 en la provincia sevillana el año pasado, un 18,41 por ciento más sobre las contabilizadas en 2013. Un porcentaje que revela un continuo trasiego de clientes, como destacan las firmas sitas en la milla de oro de los concesionarios en la capital: la avenida Fernández Murube. «Un 2014 bastante bueno», comentan en KIA Motor, marca que muestra en las estadísticas uno de los mayores crecimientos porcentuales. Eso sí, ese 18,41 por ciento se queda un tanto corto en su comparación con el 20,25 por ciento de Andalucía, donde se comercializaron 92.250 vehículos en 2013. Sólo Málaga registró una tasa menor, el 15,43 por ciento, mientras que Almería y Jaén mostraron las principales subidas, en ambos casos por encima del 25 por ciento, a tenor de los datos publicados ayer por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). Que los índices más cortos de incremento correspondieran a las dos mayores provincias tiene en parte su explicación en la edad del parque automovilístico y las ayudas del Gobierno central –el PIVE, con mil euros por entregar un coche con más de diez años para adquirir otro nuevo, cifra que las compañías suelen complementar como gancho comercial–. Sergio Romero, sin embargo, estima que el PIVE fue «un arma más, no la única». ¿Cuáles más? Las mejores perspectivas económicas y, en el caso de Toyota, las ayudas otorgadas por la Junta de Andalucía para coches híbridos –combinan motor eléctrico y de combustible tradicional–, según argumenta. «Sólo tenemos cuatro modelos de híbridos, pero fueron los puntales del crecimiento: más del 40 por ciento de las unidades comercializadas en nuestro concesionario a particulares», relata. Y es que la venta de coches es uno de los termómetros de cómo evoluciona la economía. De las estadísticas conocidas, por tanto, se desprende que la confianza regresa teniendo en cuenta que, más que un gasto, las familias conciben la adquisición de un vehículo como inversión duradera. E inversión se asocia a estabilidad. No en vano, ese optimismo fue in crescendo en los últimos meses de 2014. Así, sólo en diciembre la tasa interanual fue del 33,71 por ciento en Sevilla, y del 31,11 por ciento en Andalucía. Se reflejó, asimismo, en el comportamiento de las familias: las ventas a particulares se incrementaron el 21,70 por ciento en el conjunto del año, frente al 5,9 por ciento del canal empresa (sobre todo, compañías de alquiler). Existe, además, otro acicate para el mercado: la moda de los llamados 2 x 2, es decir, los turismos que, sin serlo, tratan de simular la fisonomía de los todoterrenos. El acumulado de 2014 coloca a la marca Volkswagen como líder en la provincia sevillana, con 1.857 unidades matriculadas (un 18,36 por ciento más). Después se situarían las 1.559 de Renault (+25,62 por ciento) y las 1.544 (+16,62 por ciento) de Toyota. Pocas firmas retrocedieron en ventas, aunque lo hicieron con fuerza Tata (-61,54 por ciento) y Chevrolet (-79,10 por ciento). En la gama más alta, se vendió un (solo un) Aston Martin, 14 Infinity, 26 Jaguar, 4 Maserati y 27 Porsche. España. ¿Cómo fue el mercado en el conjunto del Estado? Al igual que en Sevilla y Andalucía, el PIVE fue clave para el mayor crecimiento del mercado de turismos desde hace 15 años, al lograr que en 2014 las matriculaciones cerraran con subida del 18,4 por ciento y 855.308 unidades. El incremento fue el segundo consecutivo tras los sucesivos recortes registrados desde 2007, a excepción de la subida de 2010. Se consolida la recuperación de un mercado que, según las empresas, no tiene todavía la fortaleza suficiente para prescindir de ese programa de ayudas públicas del Gobierno. Las patronales del sector estiman que, tras la prórroga del PIVE y las previsiones de mejoras económicas, el mercado apunta a que 2015 estará claramente por encima de 2014, acercándose al millón de unidades. En el caso de Sevilla estaríamos hablando de alrededor de 25.000 y por encima de 100.000 en Andalucía.

  • 1