domingo, 21 abril 2019
14:58
, última actualización
Local

La Junta tensa el pulso con Zoido y no abrirá en Cartuja más aparcamientos

La media de ocupación del aparcamiento abierto no llega al 4%. Al día se registran unos 14 coches para 372 plazas. La consejería achaca los problemas en la Isla a la «inexistente política de movilidad del Ayuntamiento».

el 04 feb 2014 / 12:15 h.

TAGS:

cartuja_aparcamientos Medidas «irracionales» e «ilógicas», «cinismo» e «incoherencia política»... el pulso entre Junta y Ayuntamiento vuelve a endurecerse a cuenta de la movilidad en la Isla de la Cartuja. Mientras el equipo de Juan Ignacio Zoido (PP) exige que el Gobierno andaluz reabra las 3.000 plazas de aparcamiento que tiene en la banda de Carlos III, éste le replica que no lo hará porque no hay demanda que lo justifique. Y es que el primer solar habilitado solo registra una media de 14 vehículos al día, cuando hay 372 plazas disponibles. «La baja ocupación de los aparcamientos abiertos por la Junta en la Cartuja evidencia que el problema de movilidad en la zona no está ni ha estado en el uso dado a dichos solares, ahora mismo cedidos gratuitamente por la Consejería de Fomento y Vivienda para estacionamiento de coches entre las 7.30 y las 19.00 horas, sino en la deficiente por inexistente política de movilidad del Ayuntamiento en la zona». Así de tajante se muestra la consejería de Elena Cortés (IU) tras estudiar los datos de ocupación del parking abierto: 13,8 coches al día de media para 372 plazas. Eso sí, se habilitó el solar más al norte de la avenida Carlos III, el más distante al centro del parque empresarial, aunque el más cercano a centros como la Facultad de Periodismo. En réplica, el delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno, lamentó «la incoherencia y el cinismo político de la Junta en temas de movilidad» e insistió en la «necesidad de abrir la totalidad de los aparcamientos cuanto antes para atender las demandas de los sevillanos». No argumentó más ni valoró los datos de ocupación. «Al Gobierno de la Junta no le importan los trabajadores y estudiantes que acuden cada día al parque tecnológico, solo intentar erosionar al Gobierno de Zoido», apuntó Bueno. Lo cierto es que, ante estos datos, la petición del Ayuntamiento a la Junta para que abra los 3.000 aparcamientos que tiene en la zona parece que va a caer en saco roto, puesto que la apertura del resto de parcelas se decidirá «en función de la demanda y del impacto en la movilidad». La Junta admite que la demanda crecerá conforme se conozca más la apertura de este solar entre los trabajadores, pero añade que los datos demuestran «que carece completamente de fundamento, lógica o racionalidad la exigencia del Gobierno local de que la Junta abra todos sus solares cuando el primero, de 372 aparcamientos, está todavía prácticamente vacío». La consejería abrió esta bolsa de aparcamientos el pasado lunes 27 y desde entonces la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA, antigua EPSA) fue testando el número de vehículos aparcados, con controles diarios a las 12.00 y a las 15.00 horas. El momento con mayor número de coches aparcado osciló entre los dos del lunes y los 26 del jueves. El lunes 3 de febrero había 22 coches a las 12.00 horas; en el segundo recuento, a las 15.00 horas, había 14 coches. «Carece de racionalidad de cualquier tipo que el Gobierno local de Sevilla reclame que la apertura de los solares públicos no sea paulatina y siempre en función de la demanda, como pretende la Consejería, sino repentina y de todos los solares a la vez, una exigencia que parece destinada a eludir sus responsabilidades en la movilidad en la zona, pese a ser su competencia», denuncia la Junta avivando aún más la confrontación. Además, subraya que el Gobierno local debería considerar que la apertura de plazas implica un mantenimiento y un control que exigen recursos económicos, dinero público de la agencia que se dedica a realizar políticas sociales de vivienda. Y ya se han gastado 80.000 euros en estos solares. Por último, la Consejería de Fomento y Vivienda apunta que continúa testando cada día la demanda y que ofrece diálogo al Ayuntamiento y a las empresas para mejorar la ahora «desordenada e ineficiente» movilidad en la zona. Bueno también se mostró dispuesto a sentarse con el ejecutivo autonómico para hallar una solución, pero reiteró hasta en tres ocasiones que las 3.000 plazas se cerraron de «manera unilateral», «sin razón alguna».

  • 1