jueves, 13 diciembre 2018
21:43
, última actualización

Susana Díaz es Justin Bieber

La presidenta andaluza y candidata socialista se da un baño de multitudes en El Viso del Alcor, donde agradece múltiples regalos para su futuro hijo: "Mi bebé quiere contribuir a la mayoría porque no me da fatiga", dice.

el 08 mar 2015 / 13:47 h.

Susana Díaz en el Viso del Alcor. / PSOE-A Susana Díaz en el Viso del Alcor. / PSOE-A Susana Díaz es Justin Bieber. Despierta un fervor más propio de los groupies que persiguen a una estrella del pop que de un político. Esta mañana se ha bajado del autobús de caravana electoral en El Viso del Alcor y el pueblo ha salido de sus casas para verla, tocarla, hacerse fotos con ella desde sus móviles. "Cada vez que te veo en el televisor te apoyo mucho". La multitud la ha seguido por las calles del municipio, agolpándose para estar cerca de la candidata socialista, y ella se ha parado con todos, ha hecho un alto en la puerta de cada casa, ha besado a abuelas, cogido en brazos a niños, estrechado manos de jóvenes. Una señora, arreglada como para ir a una boda, la ha besado como si fuera su hija, la ha puesto una mano en el vientre y le ha susurrado: "Cuidate esto". Susana Díaz, que está embarazada de cinco meses, le ha respondido poniéndose una mano en el vientre: "Éste se está portando bien, que no da qué hacer. Parece que quiere contribuir a la mayoría porque no me da cansancio ni me da fatiga ni ná. Otro que quiere contribuir". Sigue andando, rodeada de adoradores, sin prisa, sin perder la sonrisa. No parece que le agobie la bulla, parece que la disfruta. Le llegan regalos para su bebé: una canastilla, unos patucos, un carrito de decoración hecho a mano. Ella los recoge todos, y luego sus colaboradores cargan con ellos. Díaz se detiene ante una madre joven, que le pone a su bebé, de 12 días, en brazos. Las cámaras y los móviles la fusilan. "Yo voy a tener uno como éste en julio", dice sonriendo. El recién nacido se llama Leo Bonilla, lleva el segundo apellido del candidato del PP y rival de Díaz, Juan Manuel Moreno, pero a la presidenta no se lo dicen. Susana avanza, en un momento se gira hacia un vecino y le dice al oído: "Luego me dices cómo va el Betis". Ante la casa de una familia, una chica le regala una medalla de Santa María del Alcor, patrona del pueblo, para que la cuelgue de la cuna de su bebé: "Ten Susana, para que resplandezca y le acompañe toda su vida". El abuelo de la chica coge a la presidenta de la mano de la chaqueta: "No nos falles Susana". "No, no", dice ella, "mi padre no me dejaría". Al final de la calle, a preguntas de los periodistas, Susana Díaz ha lanzado duras críticas contra Moreno Bonilla, que ayer acusó a la Junta de "maltratar a las mujeres". "Me parece una falta de respeto lo que ha dicho ese señor, que cuando fue secretario de Estado de Sanidad recortó un 27% el presupuesto contra la violencia machista". Díaz también ha hecho una defensa de la escuela pública, cuando le han preguntado qué le parece que otros candidatos lleven a sus hijos a colegios privados, en referencia al líder del PP-A. "Quien se pueda pagar una educación privada, yo lo respeto. Pero yo soy defensora de la escuela pública al 100%, mis sobrinos van a un colegio público y le aseguro que saben sumar", dijo, burlándose de Moreno Bonilla, que anoche en un programa de televisión se equivocó al sumar los millones que la Consejería de Empleo ha dejado de gastar este año.  

  • 1