sábado, 17 noviembre 2018
00:04
, última actualización
Local

Susana Díaz le gana terreno a un sector crítico que aguarda a Limones

El sector oficialista exhibe avales y un manifiesto, mientras el alcalde de Alcalá medita presentar este lunes su candidatura.

el 04 jul 2012 / 11:27 h.

TAGS:

Fernando Rodríguez Villalobos y Antonio Gutiérrez Limones, que le toca el brazo, en un acto del PSOE.

El PSOE de Sevilla no entiende de plazos congresuales y, antes incluso de corroborar que José Antonio Griñán será el secretario general del partido a nivel regional -algo que se formalizará este fin de semana en Almería-, se embarca en su particular pugna interna para determinar quién liderará a los socialistas sevillanos, puesto clave para fijar el poder en el PSOE y que desde la dimisión del que fuera su secretario general, José Antonio Viera, está dirigido por una gestora. En el enésimo envite, han sido los oficialistas, a través de su candidata ya oficial, la todavía secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz , los que no sólo han colocado las fichas del tablero, sino que se esmeran en ganar terreno a los críticos, que van un paso por detrás al no tener aún cerrado al que será su referente, aguardando a su opción con más garantías: la del alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones.

Limones medita "seriamente" la opción , pero defiende que el es el que "gestiona sus tiempos", frenando el ímpetu de algunos portavoces del sector crítico, como el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, que le incitaba a que presentara lo antes posible su candidatura. Sin embargo, fuentes consultadas por este periódico indican que será el lunes cuando tome una decisión definitiva. Esas fuentes esgrimen que lo hace para "no interferir en el desarrollo del congreso federal de Almería", aunque también hay quién se decanta a que quiere algo más de tiempo para calibrar las fuerzas reales con las que contaría para plantar cara a Susana Díaz.

Mientras Limones se toma ese tiempo de espera, los oficialistas no se quedaron de brazos cruzados. Una vez que enarboló en una foto los apoyos obtenidos, Susana Díaz fortaleció su posición haciendo uso, primero, de un manifiesto y luego mostrando algo que se daba por hecho: que iba a obtener los avales necesarios -el mínimo está establecido en contar con el 20% de los delegados- para presentar oficialmente su candidatura para ser la Secretaría General del PSOE de Sevilla.

El manifiesto está avalado por la rúbrica de 26 dirigentes, entre los que se encuentra el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos -que apunta a repetir cargo como presidente del PSOE de Sevilla-, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, los parlamentarios andaluces José Caballos y Carmelo Gómez o secretarios generales de agrupaciones de peso como Los Palacios, Mairena del Aljarafe o Mairena del Alcor. Junto a ellos, un nutrido grupo de alcaldes, entre los que se sitúan los de San Juan de Aznalfarache, Osuna, Lebrija, Camas, El Viso del Alcor, Lora del Río, Estepa, El Coronil o Castilblanco de los Arroyos. En este escrito, Susana Díaz aboga por "superar las tensiones que nos debilitan" e insiste en el término, ya utilizado hace meses por Villalobos, de la búsqueda de "una nueva mayoría" -en alusión a recomponer la lograra en 2008 por ambos dirigentes y con Viera al fren de la nave socialista-.

Las líneas de trabajo que describe este manifiesto defiende que el PSOE de Sevilla abra las puertas a sectores sociales como sindicatos, ONG y movimientos vecinales, feministas, educativos y universitarios. Además, pide "reforzar el municipalismo con más apoyo y coordinación desde la dirección provincial a concejales y alcaldes", revitalizar las casas del pueblo o "superar las tensiones".

El sector oficialista, que está administrando los tiempos, confirmó horas después de difundir su manifiesto que ya contaba con más del 20% de los avales que recopiló "poco después de presentar la candidatura", por lo que Susana Díaz no tendrá ningún impedimento para presentar a la Secretaría General del PSOE de Sevilla. Es más, fuentes de su entorno aclara que ya cuenta con un apoyo "mayoritario" por escrito, aunque esta vez han optado por la cautela y no como ocurrió con la presentación de la candidatura de Villalobos para encabezar el PSOE de Sevilla en el congreso regional -en el que se presentó con el respaldo de más del 80% de las agrupaciones que se materializó luego en el congresillo en el 65% de apoyos de delegados-.

BORBOLLA PIDE CESES

Ante esos movimientos no faltan acusaciones por parte de dirigentes históricos. Si el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, puso en cuestión que Susana Díaz compatibilizara su cargo de consejera de Presidencia con el hipotécico de secretaria provincial del PSOE, ayer fue el expresidente de la Junta de Andalucía el que solicitó ayer su dimisión no sólo por esa circunstancia, sino porque por su condición de consejera de Presidencia es "empleadora directa" de delegados con derecho a voto en los congreso del PSOE, según declaró a El País. Esta petición la hizo extensible a Villalobos como presidente de la Diputación. El sector crítico se desmarcó rápidamente de esa afirmación y defendió que Rodríguez de la Borbolla habló "a título personal".

  • 1