domingo, 18 noviembre 2018
21:15
, última actualización
Economía

Tormenta sobre el Banco de España por los pagos millonarios en las cajas

El PP cuestiona al gobernador e Izquierda Unida, CCOO y UGT piden su dimisión mientras Rubalcaba sale en su defensa

el 05 oct 2011 / 19:42 h.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en una imagen de archivo.

El PP, Izquierda Unida, los sindicatos UGT y CCOO y la Xunta de Galicia arremetieron ayer contra el Banco de España al considerar que fallaron sus controles y no vigiló las "escandalosas" indemnizaciones que se están embolsando algunos directivos de cajas de ahorros nacionalizadas.

Con contundencia se pronunció al respecto la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, tras anunciar que su formación promoverá una "profunda reforma" del Banco de España para garantizar la transparencia y el "buen gobierno" de las entidades financieras, en especial en aquéllas con aportación de dinero público. Para estas últimas, comentó, habrá un control sobre el "comportamiento ético" de sus directivos para evitar las "inadmisibles" indemnizaciones y retribuciones a consejeros de entidades intervenidas.

La dirigente del PP, quien participó en una nueva edición de los Desayunos de Europa Press, advirtió al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y al Ministerio de Economía de que su responsabilidad es buscar mecanismos que impidan cobrar esas indemnizaciones y, "en la medida de lo posible", se "restituyan" esos fondos.

El gobernador, dijo, no puede "limitarse a decir que la situación de Caja del Mediterráneo (CAM) es lo peor de lo peor; si ha pasado esto es por su responsabilidad". Respecto a las indemnizaciones a exdirectivos de esa entidad y de Novacaixagalicia conocidas estos días, consideró que Fernández Ordóñez debería aclarar "si las conocía y no las paró".

Mientras, el diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, exigió a Mafo que dimita por permitir que las cajas quebradas rescatadas por el Estado incurran en malversación de fondos públicos y se "forren" sus directivos.

Llamazares sentenció que "debería dimitir por vergüenza torera", al tiempo que denunció que los "miles de millones" que se han dedicado al saneamiento del sector financiero, en lugar de servir para que fluya el crédito a la economía real, se han usado para "forrar a los directivos". Reclamó, además, al fiscal general del Estado que Anticorrupción "investigue" dichos emolumentos.

Desde Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, urgió al Banco de España a tomar las decisiones que correspondan sobre las indemnizaciones a exdirectivos de Novacaixagalicia conforme a la legislación vigente, al tiempo que consideró de que tales decisiones "ya estarían tomadas" si "dependiera" de él.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno español, Alfredo Pérez Rubalcaba, calificó de "obsceno y escandaloso" el abono de indemnizaciones millonarias a directivos tras haberlas dejado "hechas unos zorros" y haber recibido ayudas públicas.

Sin embargo, no cargó contra el Banco de España, sino que dijo desconocer si el gobernador tenía o no mecanismos para evitar esas indemnizaciones, y en caso de no tenerlos, hay que dárselos.

Por su parte, la portavoz socialista en el Ayuntamiento de La Coruña, Mar Barcón, que dimitió como consejera de la entidad gallega al conocer las millonarias indemnizaciones, reveló ayer que el Banco de España sí había sido informado de las cuantías que iban a recibir los exdirectivos.

  • 1