sábado, 23 marzo 2019
18:00
, última actualización
Local

Un lugar de culto y cultura

La restaurada iglesia de Los Descalzos podría estar abierta al público la próxima primavera, tras más de dos años en obras y unos 12 cerrada al culto. El arquitecto responsable de su rehabilitación, Fernando Mendoza Castells, la concibe como un edificio "tanto para el culto como para la cultura".

el 15 sep 2009 / 20:44 h.

TAGS:

La restaurada iglesia de Los Descalzos podría estar abierta al público la próxima primavera, tras más de dos años en obras y unos 12 cerrada al culto. El arquitecto responsable de su rehabilitación, Fernando Mendoza Castells, la concibe como un edificio "tanto para el culto como para la cultura".

Ésa es la idea del Arzobispado de Sevilla, según Mendoza Castells, que Los Descalzos vuelva a abrirse al culto católico "pero también sirva para acoger conciertos, exposiciones, para conferencias y todo lo que haga falta", enumera el arquitecto, responsable también de las obras de restauración de la iglesia sevillana de El Salvador.

La rehabilitación de la iglesia de Los Descalzos está "prácticamente terminada, en breve estará colocada la solería, y en primavera estará abierta", asegura Mendoza Castells, que enfatiza que el templo se ha recuperado "para el pueblo de Écija".

El arreglo de la iglesia conventual -que prácticamente ha salvado el edificio de la ruina, según algunos expertos- ha sido completo, y ha permitido recuperar tanto el exterior como el interior del pequeño templo. "Se ha tenido que ir acomodando a cómo estaba la iglesia, mal en cimentación y estructura, rajada, con sus bienes muebles hechos polvo", explica el arquitecto, que agradece que "afortunadamente no ha sido expoliada".

Lo más complicado para el equipo de restauradores ha sido, según Mendoza Castells, consolidar la estructura y la cimentación del templo "y recuperar la espadaña, que estaba rajada". En el deterioro de la espadaña ha tenido gran parte de culpa la cigüeña que construyó su nido en el campanario. "Hemos retirado un nido de casi dos toneladas que estaba provocando el desplome de la espadaña, nos ha costado mucho, pero hemos logrado convencer a la cigüeña", bromea el arquitecto.

Uno de los aspectos que más llama la atención de la renovada iglesia -incluso sin estar terminado- es el detalle del esgrafiado geométrico de su fachada, tradicionalmente teñida de rojo. "Es un rayado en un mortero de cal grasa, que se había perdido", explica Mendoza Castells, "y que se ha recuperado entero".

La restauración de Los Descalzos tiene un presupuesto de unos cinco millones que financia la Junta de Andalucía.

  • 1