sábado, 20 abril 2019
02:26
, última actualización
Local

Un lugar para reconstruir vidas

Unas 10.000 personas han pasado por sus puertas. El último año fueron 1.190. La mayoría superó su adicción. Proyecto Hombre cierra su mejor ejercicio y afronta 2009 con un plan pionero: la creación de un complejo en Alcalá de Guadaíra con dispositivos para los que quieren dejar las drogas.

el 15 sep 2009 / 22:00 h.

TAGS:

Unas 10.000 personas han pasado por sus puertas. El último año fueron 1.190. La mayoría superó su adicción. Proyecto Hombre cierra su mejor ejercicio y afronta 2009 con un plan pionero: la creación de un complejo en Alcalá de Guadaíra con dispositivos para los que quieren dejar las drogas.

Reconstruir vidas y devolverlas a la sociedad. Estas dos premisas constituyen el pilar fundamental de Proyecto Hombre, la fundación que trabaja por sacar de la droga a miles de personas en Sevilla. La pequeña fundación que "nació con el boom de la heroína" de finales de los 80, como explica su director Francisco Herrera, se consolidó como el organismo de mayor cobertura para ex drogodependientes de Sevilla y uno de los principales a nivel nacional, con servicio en 26 ciudades.

En sus 17 años de vida pasaron unas 10.000 personas por esta fundación que se mantiene por subvenciones públicas y privadas. La mayoría, consiguió abandonar su adicción y 2008 fue su mejor año, cuando 1.190 personas participaron en algunos de sus siete programas de atención ambulatoria o de residencia. Para este año trabajará en la creación de "una pequeña ciudad" para los que intentan deshabituarse a las drogas. Este complejo estará listo en 2010 y se ubicará el municipio de la comarca de Los Alcores.

En un terreno de 50.000 metros cuadrados construirá este complejo con diversos dispositivos de atención al drogodependiente. La primera piedra de este complejo se pondrá este mes. Contará con un centro terapéutico en el que podrá tratarse de manera ambulatoria a medio centenar de personas, y dos casas de acogidas, una para madres drogadictas, con capacidad para 15 mujeres, y otra para 15 niños que se encuentren en el programa de acogida de menores de la Junta de Andalucía y que también tengan problemas de adicciones.

Futuro. Esto, "en una primera fase", como apunta el director, que se prevé que termine a mediados de 2010. "Más tarde, ampliaremos estos servicios y lo convertiremos en una especie de ciudad", agrega el responsable, quien destaca que se apuesta primero por la atención de madres e inmigrantes "porque son dos de los colectivos cuya reinserción sociolaboral, una vez que pasan por las drogas, es más compleja y hay menos recursos y opciones destinados a ellos".

Como lo que intentan en Proyecto Hombre es que el usuario deje de consumir sustancias estupefacientes, que consiga reinsertarse en la sociedad y que encuentre un trabajo, este nuevo complejo "tendrá un personal cualificado, es decir, un equipo multidisciplinar de médicos, psicólogos, trabajadores sociales y pedagogos y, por supuesto, numerosos programas adaptados a las necesidades de cada uno de los usuarios".

En este sentido, el director puntualiza que lo más destacado de este edificio es que en él se potenciará la inserción laboral de sus participantes con numerosas escuelas taller de jardinería, pintura y equinoterapia, entre otras, unas ocupaciones que se consideran "muy eficaces para la integración de personas con dificultades".

Por supuesto, como resalta el director, tendrán en este recinto "el apoyo que necesitan para superar su adicción". Por ello, al igual que en el resto de centros, se prestará a los usuarios toda la atención posible: médica, psicológica y social.

  • 1