jueves, 15 noviembre 2018
06:46
, última actualización
Local

Un modelo a imitar

el 27 may 2012 / 17:17 h.

TAGS:

Auditorio de la Escuela de Ingenieros. 25 de mayo. Programa: Obras de Morito, Weber y Haydn. Intérpretes: Francisco Javier Martín, clarinete. Orquesta Sinfónica Universidad de Sevilla-CS Manuel Castillo. Jan Milosz Zarzycki, director

Coincidieron el viernes el estreno de la excelente película Los niños salvajes y este último concierto de la temporada de la Orquesta Conjunta. Dos caras de una misma juventud, la de la desmotivación y falta de compromiso y la del esfuerzo y disciplina, resultado de un modelo académico a imitar ahora que nos amenazan con retrocesos en la enseñanza. La Universidad de Música Fryderyk Chopin está muy vinculada a este proyecto, lo que se ha traducido en este concierto de cierre del curso, con Jan Milosz Zarzycki, uno de sus más destacados miembros, como director y una partitura del rector, Stanislaw Moryto, en el programa.

Faltó complicidad en la puesta de largo del concierto entre Zarzycki y la orquesta, a la vista de unos resultados algo menos satisfactorios que en conciertos precedentes. Concebida para conmemorar los seis siglos de la Batalla de Grunwald, la página de Moryto se revela arquetípica y poco inventiva, pero destaca en brío y color, tal como lo entendieron los jóvenes intérpretes.

Fco. Javier Martín brilló en virtuosismo, musicalidad y una muy personal puesta en escena como solista en el concierto de Weber, si bien aún debería limar algunos desajustes técnicos. El conjunto exhibió más cuerpo y energía que elegancia en una interpretación luminosa de la última sinfonía de Haydn, no exenta de aspereza e indefinición en las texturas, aunque sin llegar a deslucir el entusiasmo suscitado desde su debut.

  • 1