jueves, 15 noviembre 2018
13:53
, última actualización

Un Resucitado civil o religioso

La imagen que procesionó el Domingo de Resurrección no está bendecida ni autorizada.

el 15 abr 2012 / 19:26 h.

Procesión del Resucitado de Utrera.

En la ciudad de Utrera puede darse el caso, en un futuro, de contemplar una procesión organizada por una hermandad religiosa con una imagen de Cristo resucitado y, de forma paralela, otra convocada por la asociación cultural que el Domingo de Resurrección desarrolló el citado acto. Esto se debe a que ya existe un grupo de cristianos que ha emprendido el camino para, dentro del seno de la Iglesia católica, llegar a dicho fin.

Así lo señaló a este periódico el delegado diocesano de hermandades y cofradías, Manuel Soria Campos, indicando que el citado grupo se encuentra en la parroquia de San José. "Este colectivo de personas quiere poner en marcha la hermandad de la Resurrección y, en su momento, habrá las conversaciones pertinentes para alcanzar dicho objetivo, aunque todavía no hay nada", comentó. "En Utrera existía una sola realidad, se dividió, y de ahí salió este grupo que continúa estando dentro de la Iglesia, y que seguirá sus trámites y procedimientos para ser una hermandad en el futuro", precisó el representante del Arzobispado.

Con estas afirmaciones, Soria deja clara su postura en torno a la asociación civil del Resucitado que ha protagonizado estos días una intensa polémica. De esa entidad recordó que "no tiene nada que ver con la Iglesia católica", sino que "tiene unos estatutos aprobados por la Junta de Andalucía". En la capital sevillana "también salen a la calle agrupaciones civiles, y nosotros ahí no entramos porque existe libertad de asociación".

Sobre la posibilidad de un acercamiento entre dicha entidad cultural y la Iglesia, el delegado diocesano de hermandades y cofradías aclaró que "siempre entramos en diálogo y conversación con los grupos que vengan apoyados por los párrocos y que estén dentro de las comunidades cristianas". En palabras de Manuel Soria, una hermandad ha de nacer en el seno parroquial, "con unos fines integrados en la vida de la parroquia, no al margen de la Iglesia. Una hermandad no sale de fuera, sino de dentro de las comunidades parroquiales; no consiste en reunirse una serie de personas para crear una hermandad".

Así las cosas, el miembro del Palacio Arzobispal recordó la existencia, desde 1997, de unas normas diocesanas de hermandades y cofradías que "dicen cuál es el camino que se debe seguir para crear una hermandad, y ellos no están siguiéndolo". Ejemplo de esto citó la existencia de imágenes por parte de la asociación, algo que prohíbe la citada regulación. "Aunque el anterior párroco les diera permiso para tenerlas, un párroco no está capacitado para autorizar eso, ya que existen las normas", por lo que esa actitud "aleja y distancia" del fin que pretenden conseguir. El departamento que encabeza Manuel Soria "seguirá el procedimiento que indican esas normas para crear una hermandad, y ahí no caben negociaciones".

Finalmente, acerca de la imagen del Resucitado, el delegado diocesano afirmó que "no está bendecida ni autorizada por la Iglesia para el culto público; no es una imagen católica, sino una estatua que representa a Cristo, porque una imagen tiene un sentido trascendente, y ese sentido se lo da la religión".

  • 1