Local

Un testigo no identifica a los detenidos por la paliza a los agentes de Los Montecillos

También afirma que en los hechos participaron "muchas personas", que increpaban a los agentes desde las ventanas y "tiraban piedras contra los agentes".

el 20 nov 2009 / 20:54 h.

TAGS:

Cuartel que fue apedreado en Dos Hermanas.

Los testigos de la agresión a los guardias civiles en la residencia de Los Montecillos el pasado 10 de octubre comenzaron ayer a declarar ante el juzgado número 6 de Dos Hermanas que se encarga de indagar los hechos.  Según informaron fuentes de la defensa, un testigo que presenció el suceso -el único que declaró en la jornada de ayer- afirmó que en los hechos participaron "muchas personas" del barrio y que mucha gente "increpaba desde las ventanas y tiraba piedras contra los agentes" que en esos momentos celebraban el Día del Pilar, patrona de la Benemérita.

Sin embargo, el testigo no logró identificar a ninguno de los tres acusados que se encuentran en prisión por los presuntos delitos de atentado, lesiones, amenazas, tentativa de asesinato y desórdenes públicos.

Fuentes del caso informaron a la agencia Europa Press de que el juzgado había citado a declarar en calidad de testigos a cuatro personas, si bien sólo prestó declaración una de ellas debido a defectos de forma en la citación.

La persona que declaró se encontraba invitado en el cuartel de la Guardia Civil de la barriada nazarena de Los Montecillos, y cuando estaba allí observó cómo un agente era agredido en el patio de un edificio ubicado en los aledaños, "aunque en el momento de los hechos se encontraba muy lejos y no pudo observar quienes eran los agresores", afirmó en su comparecencia.

Así, las mismas fuentes indicaron que, en su declaración ante el juez el testigo relató cómo, tras ver la presunta agresión, fue en busca de otros agentes para pedir auxilio, aunque lo que sí dejó claro fue que "muchas de las personas allí presentes gritaban y tiraban objetos" a los agentes del Instituto Armado.

En prisión. Los tres supuestos agresores: Juan H.R, de 27 años, Pedro H.R, de 21 años y Jesús H.R. de 20 años se entregaron voluntariamente hace una semana en el juzgado de instrucción número 6 del municipio nazareno, aunque fuera para proclamar su inocencia. Después de pasar toda la mañana del día 13 prestando declaración ante el juez, la abogada de los acusados, Rosa Parra, informó de que se habían declarado inocentes de los hechos, alegando que "si fueran culpables no hubieran acudido a prestar declaración voluntaria".

Sin embargo su declaración no les sirvió de nada. La Fiscalía de Dos Hermanas decretó su entrada en prisión incondicional y sin fianza "ante la gravedad de los actos cometidos" y porque hay un riesgo considerable de fuga, sobre todo después de que los presuntos autores del incidente hayan esperado un mes para entregarse a las fuerzas de seguridad.
Los hermanos que ahora han sido detenidos son delincuentes habituales y, a menudo, perseguidos por la Policía Nacional. En este sentido, fuentes de la investigación señalaron que los tres cuentan con causas pendientes, como procesos por tráfico de drogas y una denuncia por violencia de género.

  • 1