sábado, 23 marzo 2019
17:11
, última actualización
Local

Un vuelo anulado y retrasos en 7 por un aviso de bomba

Un falso aviso de bomba realizado desde San Sebastián obligó ayer jueves a las fuerzas de seguridad a desalojar el aeropuerto de San Pablo durante una hora, lo que provocó la cancelación de un vuelo que no llegó a salir de Barcelona y retrasos de hasta dos horas en otros siete, dos de ellos internacionales.

el 15 sep 2009 / 22:14 h.

TAGS:

Un falso aviso de bomba realizado desde San Sebastián obligó ayer jueves a las fuerzas de seguridad a desalojar el aeropuerto de San Pablo durante una hora, lo que provocó la cancelación de un vuelo que no llegó a salir de Barcelona y retrasos de hasta dos horas en otros siete, dos de ellos internacionales.

Varios cientos de pasajeros tuvieron que aguardar en las carreteras de acceso al aeropuerto, maletas en mano, hasta que San Pablo pudo funcionar de nuevo. El dispositivo de seguridad provocó que los coches que acudían a recoger o dejar a pasajeros se apegotonaran al borde de la autovía hasta que se les permitió el paso, cuando se constató que el aviso era falso: los expertos en explosivos no encontraron ningún artefacto, ni nada semejante.

La Policía recibió a las 16.20 horas el aviso de que la DYA de Guipúzcoa había recibido una llamada en la que la voz distorsionada de un varón aseguraba: "Hemos colocado un artefacto explosivo en el aeropuerto de Sevilla". No atribuía esta acción a ninguna persona ni organización.

La precaución obligó a desalojar en cinco minutos: a las 16.25, todos los viajeros que estaban en el aeropuerto, incluidos los de un vuelo a Madrid que ya habían superado el control de embarque de la Guardia Civil, se repartían por las carreteras cercanas. Los agentes sellaron todas las entradas y salidas desde la autovía, y pidieron a los usuarios que se alejasen "lo máximo posible", según explicó un grupo de viajeros que aguardaba en un paso elevado distante varios cientos de metros. Al principio algunos se refugiaron en el aparcamiento, pero la Policía les pidió que se alejasen más.

Perros expertos en detectar explosivos y técnicos especialistas en desactivación de la Policía y la Guardia Civil revisaron la terminal sin hallar nada, por lo que una hora después el aeropuerto recobró la actividad. En ese tiempo, los vuelos que llegaron aterrizaron en la zona más alejada de la terminal y los viajeros aguardaron dentro hasta que finalizó la revisión.

Un vuelo de Spanair que debía salir de Barcelona durante esa hora y luego regresar no llegó a hacer la ruta. Otros siete salieron con retraso hacia Valencia -1 hora 40 minutos de retraso-; Madrid -1 hora y 20 minutos-; París-Orly -1 hora y 28 minutos-; Palma -1 hora y 54 minutos-; Barcelona -1 hora-; Estocolmo -1 hora y 11 minutos- y Barcelona -49 minutos-.

  • 1