domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización

Una ONG busca profesor para las clases de una niña utrerana que no puede ir al colegio

Para ser solidario no siempre es necesario aportar dinero. Hay veces en las que sólo hace falta ser un profesor y simplemente, poder impartir clases cuatro horas a la semana sin estar en el aula de un colegio.

el 16 ene 2010 / 20:40 h.

Éste es el caso de la propuesta de la ONG Save the Children, que ha hecho un llamamiento para ayudar a los más pequeños que no pueden acudir a clase.

En Utrera está el caso de una alumna que padece una enfermedad de larga duración, lo que le imposibilita poder ir a diario al colegio. Es algo que también ocurre en otros pueblos y ciudades. Para que no sea tiempo perdido, la citada entidad ha venido buscando ayuda, dentro del Programa de Atención Educativa Domiciliaria, para que personas voluntarias puedan impartir clases a domicilio.

Los requisitos para colaborar son muy simples: "deben ser, preferiblemente, diplomados, licenciados, o estudiantes del último curso de cualquiera de las disciplinas a impartir, lo que, además, le supondría un acercamiento a la profesión de estas personas y al mundo educativo", explica María del Mar Cabrera, técnico de programas en Andalucía Occidental, quien comenta que "el horario y el área geográfica en que se realiza la atención dependen de la disponibilidad de cada voluntario". La propuesta de colaboración es de cuatro horas semanales en las que "acudirán a las casas de los chavales".

Si bien es cierto que la chica utrerana está siendo atendida desde hace unas semanas por un voluntario de Los Palacios y Villafranca, la ONG sigue intentando fomentar la participación de los vecinos de Utrera, ya que Save the Children corre a cargo de los gastos de desplazamiento y material necesario para la atención educativa, con lo que, "si el profesor fuera utrerano, se originaría menor coste por desplazamiento, pudiendo atender de esta forma a otras personas".

El programa de atención educativa domiciliaria lleva en marcha desde 1999, gracias a un convenio firmado con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. De hecho, es a través de la delegación provincial como la entidad solidaria conoce los casos existentes en los distintos municipios, matriculados en Educación Primaria y Secundaria.

  • 1