sábado, 16 febrero 2019
10:39
, última actualización
Local

Urrusolo Sistiaga: "La lucha armada tenía que haber terminado hace tiempo"

el 05 jul 2010 / 12:20 h.

TAGS:

El histórico ex jefe de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga, ayer en la Audiencia

El etarra histórico del comando Madrid de ETA Joseba Urrusolo Sistiaga -16 asesinatos y dos secuestros- defendió en la Audiencia Nacional que la lucha armada de la banda terrorista "debió haber terminado hace tiempo". Urrusolo fue juzgado por un triple asesinato en Villaverde (Madrid) por el que el fiscal Carlos Bautista confirmó su petición de 128 años de cárcel.


Urrusolo hizo estas afirmaciones a preguntas de su abogado defensor acerca de si ha abandonado la banda terrorista y ha escrito cartas desde la cárcel abogando por el fin de la violencia. En este sentido, recordó que él abandonó ETA en 1994 y, desde entonces, se ha "posicionado" a favor de que abandone la lucha armada. El etarra se sentó en el banquillo de los acusados por el envío de un paquete bomba en 1991 al Ministerio de Justicia que fue rechazado y, finalmente, acabó con la vida del oficial de la Policía Luis Claraco López, el subinspector Pedro Domínguez Pérez y el oficial de Policía José Luis Jiménez Barrero, que intentaban desactivarlo. Bautista además modificó la indemnización que el etarra deberá pagar a los familiares de las víctimas de uno a tres millones de euros. Además, deberá abonar los daños ocasionados, que ascienden a 53.997.840 euros.


Por su parte, la acusación particular exigió el doble de indemnización a las familias que el Ministerio Público porque, aunque aún no puede aplicarse el proyecto de ley de Víctimas del Terrorismo, que se está tramitando en las Cortes, considera que la jurisprudencia es suficiente para ello. Aún así, la defensa de Urrusolo solicitó la libre absolución del procesado alegando que las anotaciones por las que se le implica en el caso fueron hechas en los años 80 y ya han prescrito. Subsidiariamente, si la libre absolución no fuese aceptada, cree que se le debería condenar a cuatro años de cárcel por complicidad, ya que abandonó ETA "voluntariamente" y ha "luchado de manera notoria y pública por el abandono de la lucha armada".


Durante su declaración, Urrusolo ha asegurado no recordar si era suya la agenda que le incautaron al etarra Fernando Díaz Torres con los datos del atentado. "Puede ser, pero no me acuerdo", contestó. En este sentido, sí reconoció que existía una agenda, pero no sabe si era o no la incautada al también etarra Díaz Torres. En cuanto a las anotaciones, apuntó que no sabe si fue él quien anotó la dirección del Ministerio de Justicia para posteriormente enviar un paquete bomba pero que, si lo hizo, sería en los años 80. Además, aseguró no haber estado nunca en Valladolid, lugar desde el que se mandó el paquete bomba.


Como testigo declaró el etarra al que incautaron la agenda, Díaz Torres, que aseguró que en la banda "cada uno tenía su función" aunque no recuerda "nada" del cuaderno. Asimismo acudieron también varios empleados de la empresa Express Cargo, que fueron quienes llevaron el paquete y llamaron a la Policía tras el aviso de ETA.


  • 1